Vous êtes ici:
  1. Introducción
  2. Exposición
  3. El archivo como museo

El archivo como museo: Preciosidades y Curiosidades

La imagen tópica de los archivos históricos como almacenes de papeles viejos y polvorientos, a veces no se corresponde con la realidad. Examinados detenidamente, a menudo se descubren en ellos piezas que se salen de lo común y llaman la atención, tanto por su forma insólita como por su contenido, al margen del componente histórico que puedan revelar. La función de los archivos no es la misma que la de los museos, desde luego, pero nada impide que los archivos contengan piezas de museo.Salto de línea Las seis vitrinas que vienen a continuación desearían mostrar esta verdad. En ellas se puede ver, en primer lugar, una reducida selección de documentos singulares. A continuación, una muestra de formatos documentales e idiomas poco habituales en nuestro territorio. Después, una selección de manuscritos, también de formatos y contenidos poco comunes o únicos; más una breve colección de encuadernaciones de libros y objetos hechas con la intención de lucimiento.Salto de línea Finalmente, se muestran unos vistosos mapas y planos que nadie se cansaría de mirar y admirar.

Subir