Ud. está aquí:
  1. Inicio
  2. Cultura
  3. Áreas de Cultura
  4. Novedades
  5. Artes escénicas
  6. 2010
  7. La colmena científica o El café de Negrín

La colmena científica o El café de Negrín, de José Ramón Fernández, en el Teatro María Guerrero

Del 13 de octubre al 14 de noviembre de 2010

Para celebrar los cien años de la Residencia de Estudiantes, el Centro Dramático Nacional y la propia Residencia coproducen esta obra de José Ramón Fernández, dirigida por Ernesto Caballero, que se estrena en el Teatro María Guerrero.

En el centenario de su creación, la Residencia de Estudiantes se propuso incluir entre su programación una pieza teatral para compartir su historia con el público general. La colmena científica o El café de Negrín nos devuelve hoy una parte esencial de la historia de la institución, contada a través de sus protagonistas: la convivencia entre artes y ciencias, el diálogo y la tolerancia. Desde el escenario, en el que se reconstruye uno de sus laboratorios científicos, esta obra nos hace revivir la tertulia como manera óptima para aprender de los mejores, evitando artificios y pedantería; en palabras del que fue director de la Residencia, Alberto Jiménez Fraud, “la voluntad de ofrecer una educación liberal despierta a todos los valores que dan significación a la vida”.

Con esta obra se ha querido recuperar y difundir una faceta menos conocida de la historia de la Residencia: la labor que desarrollaron sus laboratorios científicos, pioneros en algunas especialidades, y de cuya importancia hablan por sí solos los nombres de alguno de sus directores como Nicolás Achúcarro, Luis Calandre, Pío del Río-Hortega, Mary Louise Foster o Antonio Madinaveitia, o el de ayudantes como el futuro premio Nobel Severo Ochoa, el físico Miguel Catalán, el nutricionista Francisco Grande Covián, o las investigadoras Dorotea Barnés y Felisa Martín Bravo. Y ha elegido esta faceta porque el lugar de convivencia, tolerancia y modernidad que fue la Residencia desde su fundación en 1910 se entiende mejor desde la integración de todas sus piezas. En ella, estudiantes y tutores de distintas disciplinas no sólo convivieron, sino que se enriquecieron y formaron el que llegaría a convertirse en el primer centro cultural de España.

Al plantear el encargo al Centro Dramático Nacional se ha elegido la tertulia que de manera espontánea tenía lugar al mediodía en el Laboratorio de Fisiología General dirigido por Juan Negrín, ya que ejemplifica lo que se conoce como “el espíritu de la casa”, así bautizado por los antiguos residentes para referirse a la forma en que se puso en práctica el ideal de cultura integral de la Residencia: la interrelación de las artes y las ciencias, la apertura al exterior, el diálogo entre generaciones, entre tradición y modernidad… y el entorno ideal en el que debía desarrollarse esa formación.

© Ministerio de Cultura y Deporte

Logotipo W3C/WAI doble A (WCAG 1.0) Este documento es valido XHTML 1.0 Strict Este documento CSS es valido

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido