Inés del alma mía

RTVE estrena la coproducción hispano-chilena "Inés del alma mía", basada en la novela homónima de Isabel Allende. La historia se centra en el personaje real de Isabel de Suárez, natural de Plasencia, quien acompañó al conquistador Pedro de Valdivia en su expedición a Chile, donde se fraguó su leyenda como mujer guerrera, capaz de sobreponerse a cualquier dificultad.

La presencia española en tierras chilenas coincide con la conquista del Incario emprendida por Francisco Pizarro y Diego de Almagro, socios en aquella aventura junto a su financiador y clérigo Hernando de Luque. Las Capitulaciones de Toledo de 1529 -negociadas en la Corte por el propio Pizarro- le favorecieron enormemente frente a los otros dos asociados, pues le aseguraron el control, con el título de Gobernador, de una extensa franja de 200 leguas, que incluía el corazón del Imperio Inca. Esta gubernatura de Nueva Castilla asentaba una preeminencia de Pizarro, que Almagro no estuvo dispuesto a aceptar de buen grado, de manera que se convirtió en la semilla de las muchas querellas que más adelante dividieron repetidamente en facciones al naciente Perú virreinal.

Gobernaciones Pulse para ampliar

En 1534 se intentó poner remedio a tal desequilibrio de poder, concediendo a Almagro una nueva gobernación de 200 leguas inmediatamente al sur Nueva Castilla, que sería conocida como Nueva Toledo. Esta nueva situación produjo un acercamiento entre Pizarro y Almagro, quien inmediatamente comenzó con los preparativos para una expedición a sus nuevos territorios, en lo que hoy es la República de Chile. En 1535 se interna Almagro en tierras chilenas, al frente de una columna de 150 españoles y millares de Yanaconas, porteadores y esclavos. La incursión durará dos años poco fructíferos para Almagro, quien no obtiene ganancias en absoluto equiparables con las conquistas peruanas. En 1537 regresa y se apodera de la ciudad de Cuzco, entrando de nuevo en abierto conflicto con Pizarro. La derrota y ejecución de Almagro por los pizarristas en 1538, deja en suspenso el gobierno de Nueva Toledo, hasta que el triunfante Pizarro disponga cómo proceder.

Entra en escena entonces Pedro de Valdivia, experimentado militar que se había convertido en uno de sus hombres de confianza. Valdivia obtiene con la victoria de Pizarro una extensa encomienda en la provincia del Cuzco, que lindan con la más modesta que posee Inés de Suárez, viuda de Juan de Málaga, obtenida por los servicios prestados a la corona por su marido. También se convierte en el nuevo “teniente gobernador” de Chile, bajo la autoridad de Pizarro.

La relación entre la viuda Inés y el casado Valdivia llega a ser tan estrecha, que esta insistirá en acompañarle en la expedición que este prepara a su nueva gobernación, incluso contribuyendo a la financiación de la empresa. Se internan ambos junto a un centenar de españoles y, de nuevo, millares de Yanaconas y otros auxiliares, enfrentándose a la dureza de aquellas regiones desconocidas.

Entretanto, la situación en el Perú es explosiva, culminando con el asesinato de Francisco Pizarro en 1541, casi al tiempo que, muy al sur, su “teniente” Valdivia funda la ciudad de Santiago de Nueva Extremadura. Esto provoca una notable incertidumbre entre los expedicionarios, ya que los títulos de Valdivia dependían de la autoridad del finado. Con la colonia en abierta guerra civil, la Corona planteando la completa reorganización de los territorios conquistados y la el propio Valdivia en una precaria situación legal, dejamos este breve resumen del contexto en que se desarrolla la serie.

Más información en la Bibliografía Nueva ventana

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar