Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Destacados y Novedades
  3. Documentos destacados
  4. Una constitución para América

Una constitución para América

La invasión napoleónica de España en 1808, y el cautiverio de Fernando VII tras las abdicaciones de Bayona, tuvieron importantes consecuencias históricas que no solo soliviantaron la vida de la España peninsular, sino que tuvieron efectos cruciales en el devenir del continente americano. El más evidente de ellos fue el acicate que la caída de la metrópoli supuso para aquellos que pretendían llevar a efecto la independencia de las posesiones españolas de América.

imagen de Fernando VII TORRELAGUNA,CP.518,D.6

Este es el contexto de producción del documento que hoy compartimos: un proyecto de constitución para América hallado entre los papeles del archivo personal de Pedro Cevallos Guerra (1764-1840) custodiado en el Archivo Histórico de la Nobleza, dentro del fondo de los duques de Valencia (1).

Pedro Cevallos Guerra vivió de primera mano algunos de los hechos más trascendentales del período que nos ocupa: pariente político de Manuel de Godoy, tras el motín de Aranjuez fue nombrado ministro de Estado por Fernando VII, al que había apoyado en aquella coyuntura. Durante el cautiverio del monarca siguió sirviendo en el mismo departamento bajo las órdenes de José Bonaparte llegando incluso a participar en la redacción de la Constitución de Bayona. No obstante, tras el retorno al trono del Deseado en 1814, volvió a ocupar brevemente el puesto de ministro de Estado en sustitución del duque de San Carlos.

El documento que presentamos (VALENCIA,C.2,D.4), es un borrador probablemente redactado entre 1808 y 1810, en plena Guerra de la Independencia española, intitulado Proyecto de una constitución de gobierno para las Colonias Españolas en caso de ser subyugada España y que podría considerarse como una muestra de los intentos de la metrópoli por evitar la aparición de tensiones independentistas a las puertas de los primeros procesos emancipadores que devendrían en las subsiguientes repúblicas latinoamericanas.

El preámbulo del texto, redactado sin demasiadas florituras, presenta inmediatamente el motivo que ha llevado a la Junta Central (1808-1810) a elaborar el mencionado proyecto constitucional: la consideración de “que la subyugación de España deja los dominios de Su Majestad sin metrópoli o gobierno general” así como establecer para Fernando VII “un nuevo reino con el que [...] pueda algún día recobrar el que ha perdido” y “asegurar un asilo a todos los leales españoles que puedan escapar del yugo intolerable del enemigo”.

El borrador se articula en torno a nueve títulos: el primero de ellos establece la creación de un “Reino de América”, el segundo especifica los estados que habrían de formarlo a partir de los principales virreinatos, audiencias y capitanías generales que conformaban el armazón institucional de la América española. Los sucesivos títulos se refieren al gobierno de dichos estados, a las atribuciones del Soberano, a las cuestiones tocantes a la regencia -que habría de ser provisionalmente detentada por el virrey de Nueva España, mientras que ya se alude a un Consejo de Regencia que habría de estar formado por los miembros de la Junta Central de España-, sobre las Cortes y los poderes legislativo y judicial. Para finalizar establece una serie de provisiones generales destinadas a proteger el papel de la Iglesia y los privilegios nobiliarios a la vez que introduce algunos elementos de carácter más liberal.

borrador de proyecto de constitución para América VALENCIA,C.2,D.4

Notas.

(1) El archivo personal de Pedro Cevallos Guerra, se inserta dentro del fondo de los duques de Valencia como consecuencia del matrimonio habido entre la hija de aquél, Josefa del Águila y Cevallos, y José María Narváez, II duque de Valencia.

Bibliografía.

  • BLEIBERG, Germán (dir.). (1968) Diccionario de Historia de España. Madrid. Ediciones de la Revisa de Occidente.
  • ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTE. ARCHIVO HISTÓRICO DE LA NOBLEZA, VALENCIA,C.2,D.4
Subir