Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Destacados
  3. Taller de restauración
  4. Proceso de Restauración de la V Partida de Alfonso X el Sabio.

Proceso de Restauración de la V Partida de Alfonso X el Sabio.

En un destacado anterior, ya pusimos de manifiesto la importancia del hallazgo de un singular fragmento de la quinta Partida de Alfonso X en su traducción al galaico-portugués. En aquella ocasión ya indicamos que tal descubrimiento fue posible al hallar Gemma Avenoza, mediante una búsqueda en PARES, un libro de cuentas (s. XVI) de la administración de la casa de Béjar que había sido encuadernado reaprovechando un viejo pergamino que, en efecto, resultó ser el mencionado fragmento de la obra alfonsina.

En esta ocasión pretendemos ilustrar la labor de restauración y recuperación de dicho documento desde que formaba parte de la encuadernación del referido libro de cuentas hasta su instalación final, como documento independiente en la exposición anual de 2018 conmemorativa de los "25 años del Archivo Histórico de la Nobleza"

Restauración de la quinta partida de Alfonso X

Estado de conservación inicial del pergamino reutilizado como cubierta de un libro de cuentas.

El estado de conservación inicial del fragmento de pergamino de las Partidas presentaba los siguientes problemas:

  • Suciedad superficial.
  • Oscurecimiento de las partes del pergamino que han estado más expuestas: la portada, la contraportada y la zona del lomo de la encuadernación.
  • Abundantes manchas de cera y de oxidación de la misma (quedan restos de cera que tapan algunas partes del texto) y manchas de tinta.
  • Detritus de insectos.
  • Pequeñas perforaciones por ataque de insectos.
  • Importantes deformaciones debidas a su reutilización como encuadernación:
    • Marcados pliegues correspondiendo con las zonas de las vueltas de la encuadernación.
    • Deformaciones en la zona del lomo debido a la retracción del cuerpo del libro.
  • Perforaciones en las zonas de paso de la costura de los cuadernillos de papel a la encuadernación, en los pasos de las tiras de piel de los refuerzos del lomo, en las de paso de las cintas de cierre de la encuadernación y en las de las tiras de sujeción de las vueltas de la encuadernación.
  • Anotaciones manuscritas en tinta metaloácida, referentes al título y contenido del libro.
  • Sello de tampón azul del A.H.N.
  • Cortes, desgarros, zonas de pergamino levantadas y zonas perdidas, principalmente en la parte del lomo de la encuadernación.
  • Deshidratación.

El cuerpo del libro

El cuerpo del libro es un documento manuscrito con tinta metaloácida sobre papel hecho a mano de pasta de trapos, constituido por 7 cuadernillos cosidos a la encuadernación de pergamino, a través de dos refuerzos de piel.

  • El estado de conservación del papel es bueno, aunque no se puede decir lo mismo de la tinta del texto, que presenta un importante proceso de oxidación, con emborronamiento, difusión de trazos y manchas de oxidación en cajas de texto.
  • Los deterioros del papel se localizan en la zona del lomo y la costura. Se observan perforaciones y pérdidas de soporte debidas al ataque de insectos, coincidiendo con la zona de pergamino perdido, donde el papel quedó más expuesto y desprotegido. También se han producido desgarros en las zonas de perforación de las costuras.
  • Varios cuadernillos están desprendidos, debido a la rotura de la costura.
  • Deformación del cuerpo del libro por un repliegue del conjunto sobre el lomo.
  • Los refuerzos de piel de la encuadernación están muy deteriorados. Se han perdido gran parte de las tiras de piel de la decoración y de los cordones de la costura. La piel está deshidratada, exfoliada y con rozaduras.
  • Encontramos, en las zonas de pliegue de los bifolios, partículas desprendidas de la tinta, y otras resinosas y pajizas, probablemente restos de algún tipo de arena secante.

Estado inicial fragmento Partidas

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta (2)

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta (3)

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta

Estado inicial: pergamino reutilizado como cubierta (4)

Desmontaje del libro.

Una vez identificada, por Harvey L. Sharrer, la encuadernación del citado libro de cuentas como un fragmento de la quinta Partida de Alfonso X y vislumbrado el alcance de su interés histórico, se tomó la decisión -excepcional- de desencuadernarlo de cara a recuperar el pergamino como documento único, con el fin de aplicarle un tratamiento archivístico individualizado y de facilitar su estudio por parte de los investigadores.

Se llevó así a cabo el desmontaje de la encuadernación, separando el pergamino del cuerpo del libro mediante el descosido de los cuadernillos. Con la ayuda de unas pinzas se fueron sacando los hilos de la costura de los orificios de los refuerzos de piel, así como las tiras de piel de badana que los adornaban.

De igual modo, se soltaron las tiras de piel de badana que sujetaban las solapas de las vueltas de la encuadernación y se retiraron los pequeños refuerzos de pergamino del interior de las mismas. Todos los elementos retirados se han guardado en bolsitas individuales e identificadas, que se adjuntan al informe. Los refuerzos de piel se restaurarán y recuperarán, para su posterior reutilización en la nueva encuadernación de pergamino. Se abrieron las vueltas de la encuadernación y se sujetaron con pesos, para poder llevar a cabo el proceso de limpieza. Debido a la rigidez provocada por la deshidratación y la deformación por su formato de encuadernación, el pergamino no se mantenía abierto de forma natural

Descosido de cuadernillos

Desmontaje de cuadernillos

Descosido de refuerzos exteriores

Perforaciones de la costura de los cuadernillos al refuerzo exterior

Eliminación de sujeciones de piel de los refuerzos exteriores

Separación y recuperación de refuerzos exteriores

Separación de la encuadernación para recuperar el documento original

Apertura de las vueltas de la encuadernación

Limpieza del pergamino y del libro.

Del pergamino: limpieza superficial con brocha, esponja de látex y gomas de distinta dureza y eliminación de detritus de insectos con bisturí.

Del cuerpo del libro: se eliminaron todos los restos de polvo, partículas metálicas de la tinta y restos de arena secante (una mezcla de algún tipo de resina y partículas de paja) con brocha

Limpieza superficial del pergamino Limpieza superficial del pergamino

Hidratación del pergamino

El pergamino se encontraba muy deshidratado y presentaba deformaciones y marcados pliegues debido a su reutilización como encuadernación. Para recuperar su formato original se mantuvo 24 horas en la cámara de humectación. La hidratación permite recuperar la elasticidad de las fibras de colágeno. Al ser un material higroscópico, el pergamino absorbe la humedad del ambiente del interior de la cámara y sus fibras se van hinchando poco a poco hasta obtener un nivel de humedad suficiente para su relajación. Para recuperar el formato original del documento, el secado y alisado se llevaron a cabo mediante un sistema de tensado perimetral, más afín al modo original de fabricación de pergaminos. De esta manera, las fibras de colágeno de reorientan hacia su posición original, lo que permite un alisado más natural.

Hidratación del pergamino en cámara de humectación

Relajación de la piel por hidratación indirecta en cámara de humectación

Secado y estabilización del pergamino

Secado y estabilización del pergamino (sistema de tensión dimensional)

Reparación de desgarros del pergamino

Las roturas y desgarros se repararon en la mesa de succión con Goldbeater’s skin (finísima membrana procedente de intestino animal) y una mezcla de engrudo de almidón de trigo y cola polivinílica Evacón ®.

Reparación de roturas en mesa de succión Reparación de roturas en mesa de succión

Fotografías con luz ultravioleta del pergamino

Debido a la caída de cera sobre el pergamino de las velas con las que se iluminaban antiguamente, algunas palabras y líneas han quedado tapadas, dificultando la lectura fluida del texto. Se realizaron fotografías con luz ultravioleta de las zonas cubiertas con cera, que han permitido la lectura del texto subyacente.

Fotografía ultravioleta Fotografía ultravioleta

Nueva encuadernación

Para proteger el cuerpo del libro después de quitarle la encuadernación original, se realizó una réplica con pergamino nuevo. Primero se hizo una plantilla en cartulina, calcando las medidas y formato de la original, que se trasladó sobre un pergamino nuevo para su reproducción exacta.

Se recuperaron los refuerzos de piel originales del lomo. Estaban deshidratados y con la piel exfoliada y con rozaduras. Para tratarlos, después de su limpieza con esponja de látex, fueron hidratados en la cámara de humectación, consolidados con Cellugel ® (Hidroxipropilcelulosa en isopropanol) y protegidos con Cera 213 ®. La mayoría de las tiras de piel de badana que decoraban los refuerzos del lomo, formando aspas, se habían perdido, y los restos de las originales no pudieron recuperarse por su estado de deterioro. Con piel nueva de las mismas características, y aprovechando los orificios originales de los refuerzos, se reprodujeron las decoraciones en aspa, así como las cintas de cierre, también perdidas, y las pequeñas tiras que, a modo de grapas, sujetaban las solapas de las vueltas de la encuadernación.

Restauración del cuerpo del libro

Los cuadernillos de papel estaban rotos y presentaban pérdidas de soporte por la parte del lomo y desgarros coincidiendo con algunas de las perforaciones de la costura. Para volver a coserlos a la nueva encuadernación, fue necesario reparar el papel y reforzar las zonas de costura en el lomo de los cuadernillos. Para ello, se utilizó papel japonés Sekysú y engrudo de almidón de maíz. De esta manera se reintegraron las zonas perdidas, recuperando el soporte necesario para la nueva costura. Se cosieron reproduciendo el esquema de cosido original y utilizando el mismo tipo de cordón de cáñamo.

Reproducción en cartulina de la encuadernación original (maqueta)

Traslado de las perforaciones originales a la maqueta para la nueva encuadernación

Corte del pergamino para la nueva encuadernación

Marcado de vueltas en la nueva encuadernación de pergamino

Reparación de las roturas de la zona de costura de los cuadernillos

Cuadernillos preparados para su cosido a la nueva encuadernación

Cosido de los cuadernillos a la nueva encuadernación de pergamino

Cosido de los refuerzos originales a la nueva encuadernación

Montaje final del pergamino

Una vez terminado el proceso de recuperación del documento en pergamino, se realizó un montaje de conservación de doble ventana, adecuado para su exposición en sala.

Consistió en una carpeta con tapas abatibles de cartón de conservación Timecare® con reserva alcalina. En el interior, el pergamino se protegió con una funda de mylar ® y se montó formando una doble ventana con paspartú de cartón de conservación Timecare ® con reserva alcalina, permitiendo la lectura del anverso y el reverso del documento. Todo el conjunto se protegió con una funda de papel permanente Heritage Archival pHotokraft ® con reserva alcalina.

Montaje para exposición del fragmento restaurado de la quinta Partida. Pulse para ampliar Montaje para exposición del fragmento restaurado de la quinta Partida.
Nueva encuadernación en pergamino Pulse para ampliar Nueva encuadernación en pergamino
Montaje final para la exposición Pulse para ampliar Montaje final para la exposición

Restauración realizada por María Burgaleta

Subir