Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. 2019
  3. 06
  4. Tres joyas restauradas de Buñuel llegan al Doré tras su paso por Cannes

Tres joyas restauradas de Buñuel llegan al Doré tras su paso por Cannes

04/06/2019

La edad de oro
  • Filmoteca Española recupera las restauraciones recientes de La edad de oro, Los olvidadosy Nazarín, que serán proyectadas pocas semanas después de su presentación en Cannes Classics.

Tres de los títulos más emblemáticos de la filmografía del maestro surrealista Luis Buñuel han sido objeto de un reciente proceso de restauración. Filmoteca Española, como organismo encargado de la preservación, conservación y restauración del patrimonio fílmico español, ofrece este mes de junio las tres películas restauradas tras su proyección en Cannes Classics.

Los espectadores del Cine Doré podrán sucumbir de nuevo y deleitarse en este homenaje, al que se ha dado en llamar “Buñuel restaurado”, con la pasión y ruptura, la provocación y el misterio del director aragonés. La excepcionalidad de estas tres películas radica en su instintivo e irracional lenguaje que, al más puro estilo onírico, se apodera de los resortes secretos y el simbolismo para derribar al sistema, luchando contra una sociedad a la que detesta utilizando como arma principal el escándalo y la provocación.

La edad de oro (coescrita junto a Salvador Dalí y perteneciente a sus comienzos en Francia) supuso un sonoro escándalo durante su estreno. Fue en 1930 cuando lanzó este conjunto de rupturas y provocaciones ante un público que lo consideró excesivo y que, tras continuos ataques sociales, denuncias y quejas, fue prohibida. En ella Buñuel no deja en pie ni al clero ni a la burguesía, manifestando una clara burla hacia sus mundos de orden y protocolo, e impregnándolos de rebeldía, impulsos, fetichismo, violencia y sexo.

Pero es en 1950 con Los olvidados (fruto de su exilio en México) cuando Buñuel es consagrado como gran director ante público y crítica, los cuales se ven seducidos por su trabajo mejor recompensado hasta ese momento. Aquí el director decide señalar una realidad que habitualmente había sido marginada y escondida, olvidada. Es la historia de las vidas y las miserias de las chabolas de uno de los barrios más pobres de Ciudad de México. Su violencia, directa sencillez y enorme carga emocional critican la desigualdad social y las injusticias de un sistema dejando al desnudo a un Estado del bienestar que aparta lo que no le gusta.

Nazarín, que ganaría el premio en 1959 a Mejor película Internacional en el Festival de Cannes, fruto también de su exilio en México, critica mordazmente la superficialidad y banalidad de la caridad cristiana y la institución católica. La película llegaría a ser considerada la mejor película de su etapa mexicana y, más aún, uno de los mayores y mejores títulos que ha dado la cinematografía mexicana en toda su historia. Adaptación de una novela de Benito Pérez Galdós que, junto a Viridiana (1961) y Tristana (1970), inicia la trilogía que el director le dedicará al novelista español, la película supone un ejemplo de esa especie de ideología “comunista cristiana”, a caballo entre la resistencia soñadora y utópica del Don Quijote de La Mancha cervantino y el mesianismo de Jesús de Nazaret.

Las proyecciones de estas tres obras maestras comenzarán el 8 de junio con un pase de Nazarín que será presentado por Josetxo Cerdán, director de Filmoteca Española, y Héctor Orozco, comisario de la exposición Nazarín. Manuel Álvarez Bravo y Luis Buñuel, que forma parte de PHotoESPAÑA 2019 y se podrá ver en la Casa de México del 1 de junio al 1 de septiembre.

La restauración de estos tres títulos ha sido posible gracias a la dedicación de múltiples organizaciones comprometidas con la preservación del legado cinematográfico: The Film Foundation, Fundación Televisa, Cineteca Nacional de México, Filmoteca de la UNAM, Cinémathèque Française, Centre Pompidou, Pathé y Maison de Champagne Piper-Heidsieck.

Subir