Columna derecha

Lectureando con…

La Red de Bibliotecas para pacientes: leer es salud Salto de línea

  • Un total de 30 bibliotecas repartidas por toda España están integradas actualmente en este proyecto, promovido desde 2004 por la Asociación de Educación para la Salud (ADEPS), que tiene como objetivo principal facilitar la lectura a las personas hospitalizadas, así como a sus acompañantes y a los trabajadores de los centros hospitalarios
Logo Casas Lectoras

Acercar la lectura y los libros a unos lectores tan especiales como son las personas ingresadas en un hospital, es la importante tarea que desarrolla la Red de Bibliotecas para Pacientes, un proyecto que la Asociación de Educación para la Salud (ADEPS) viene impulsando desde el año 2004 con el que se visibiliza un servicio comunitario de gran valor social.

La Red, que actualmente cuenta con más de 30 bibliotecas repartidas por toda España, tiene su centro neurálgico en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, lugar desde donde se retomó un modelo bibliotecario único en Europa, que ya se desarrollaba en nuestro país a finales de los años 30 del siglo pasado, pero adecuándolo a los nuevos tiempos al integrar el valor terapéutico y emotivo de la lectura.

De esta manera se cumple con uno de los objetivos más importantes de la medicina moderna: aliviar el sentimiento de soledad que pueden tener las personas que sufren alguna lesión o enfermedad y que deben permanecer durante algún tiempo hospitalizados.

La labor de las bibliotecas integradas en la Red no se diferencia mucho de la que desarrollan las bibliotecas públicas, pues ofrecen, al igual que éstas, libros y revistas en préstamo. Es su adaptación al entorno hospitalario —ofreciendo, por ejemplo, servicios de lectura a pie de cama— y el compromiso que adquieren con los pacientes y con el sistema público de salud, lo que marca la diferencia.

Los pacientes, así como sus acompañantes y los trabajadores de los hospitales, pueden acceder a la lectura como cualquier otro ciudadano sin que la circunstancia de su ingreso sea obstáculo para continuar o, tal vez, arrancar su hábito lector .

Según algunos estudios recientes, leer puede alargar la vida. Y es que la lectura tiene, si no un efecto curativo, al menos un elemento reparador y, por qué no, liberador para las personas hospitalizadas. Leer es salud…

Lectureando con.. María Sainz Martín, presidenta de ADEPS y jefa del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Clínico San Carlos

1. ¿Cómo, cuándo y por qué surgió la iniciativa?

Surge de una necesidad compartida por la Asociación de Educación para la Salud (ADEPS) y el Hospital Clínico San Carlos trasmitida al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de apoyar el servicio de intercambio interbibliotecario, que prácticamente había desaparecido y, por otra parte, para dotar a las bibliotecas de los hospitales de personal cualificado y de fondos suficientes en calidad y número para ofertar el servicio a los pacientes, empleados y familiares.

2. ¿Con qué expectativas? ¿qué objetivos persigue?

Ahora mismo la Red de Bibliotecas para Pacientes dispone de más de 30 bibliotecas en todo el Estado español que se suman al proyecto. Por suerte o por desgracia, aún hoy está todo por hacer: hemos mejorado los espacios de ubicación de las bibliotecas facilitando su acceso, hemos aumentado y actualizado los fondos bibliotecarios y sobre todo, lo que es más importante para nosotros, hemos visibilizado algo que siempre ha estado ahí prestando un servicio comunitario y a la sociedad, pero que por desidia o por ignorancia no se ha tenido en cuenta el valor social, educativo y de salud que puede ofrecer un modelo como este y que además, es único en Europa.

3. ¿A qué público está destinada?

A pacientes, familiares y empleados del propio centro hospitalario.

4. Coméntanos brevemente cuál es la mecánica del proyecto, en qué consiste

Al tratarse de una red de bibliotecas la mecánica es prácticamente la misma que se pueda desarrollar de una biblioteca pública. Excepcionalmente, nuestras bibliotecas adquieren de entrada un compromiso con los pacientes y con el sistema público de salud, elementos estos que no intervienen en otro tipo de bibliotecas.

El servicio que se presta incluye un servicio de lectura a pie de cama, intercambio interbibliotecario, préstamos de libros y revistas, catalogación de fondos, campañas de fomento de la lectura.

5. ¿Cómo ha evolucionado desde su lanzamiento? ¿Habéis introducido algún cambio importante?

Como nueva actividad este año se ha creado el Área de Amigos de las Bibliotecas para Pacientes, formado por editoriales y entidades privadas que nos han facilitado una serie de fondos bibliográficos para actualizar las bibliotecas que forman parte de la red.

Se han implementado mejoras en el plan de formación de los profesionales y del voluntariado que trabaja día a día prestando servicios en la biblioteca para pacientes.

Una de las novedades más importantes es el desarrollo de tres estudios elaborados desde FUNDADEPS con la colaboración de la Unidad de Investigación Médica del Hospital Clínico San Carlos para verificar y cuantificar el modelo de servicio que estamos prestando de cara a su implantación en otras bibliotecas que no forman parte de la red.

6. ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención respecto a la respuesta del público desde que comenzasteis?

La recepción tanto de pacientes, familias, como profesionales a esta iniciativa ya que muchos de ellos desconocían que este servicio se estuviera prestando.Salto de línea Gracias a la labor desarrollada en estos últimos años mediante los procesos de comunicación y propaganda ha motivado que incluso sean los propios profesionales sanitarios los que facilitan a los pacientes el conocimiento de este servicio.

7. ¿Con qué dificultades os habéis ido encontrando?

Fundamentalmente, por un lado, la falta de una concreción de una política clara por parte de las administraciones públicas y, por otro, la falta de medios económicos para extender el modelo a todo el territorio nacional.

8. Cuéntanos brevemente qué recursos fueron necesarios para poner en marcha la iniciativa

Los recursos originales que ya teníamos aportados por el propio centro hospitalario, el personal adscrito a la biblioteca y la labor tan exhaustiva que se desarrolló dentro del mundo editorial.

9. ¿Cuál es tu balance personal del proyecto?

El balance es tremendamente positivo ya que se trata de un proyecto de futuro. Desde ADEPS hemos entendido que el libro forma parte de la Cultura de la Salud y esa cultura es la filosofía tanto de ADEPS como de nuestra fundación, FUNDADEPS.

10. ¿Qué consejos darías a otras personas que se estén planteando poner en marcha una iniciativa similar a la vuestra?

Que se acerquen a nosotros para poder orientarles y sobre todo que creen equipos multidisciplinares con el apoyo de entidades públicas y privadas. Esta labor es lenta pero siempre hemos pensado que es del todo necesaria y que forma parte de nuestra entidad como personas.

Cerrar

Datos de contacto

Red de Bibliotecas para PacientesSalto de línea

Fundación de Educación para la Salud (FUNDADEPS)

Hospital Clínico San CarlosSalto de línea Servicio de Medicina Preventiva 3ª NorteSalto de línea C/ Profesor Martin Lagos s/nSalto de línea 28040 MadridSalto de línea 913303705

fundadeps.hcsc@salud.madrid.org e-mail

www.bibliotecasparapacientes.org Link externo

FUNDADEPS Facebook

@FUNDADEPS Twitter

FUNDADEPS Youtube

Subir