Filmoteca Española estrena la restauración de 'Doña Francisquita', un clásico de la zarzuela llevado a la gran pantalla en 1934

29/10/2019

  • El jueves 31 de octubre se proyecta en el Cine Doré a las 22 hrs., cerrando así el mes del archivo de Filmoteca Española
  • Su presentación corre a cargo de Valeria Camporesi, historiadora de cine y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid
  • Este proyecto es el resultado de un convenio de colaboración entre Filmoteca Española y Teatro de la Zarzuela
Doña Francisquita restaurada

. Filmoteca Española, en colaboración con Teatro de la Zarzuela, presenta la restauración de Doña Francisquita (1934), una película producida por Ibérica Films que supuso la adaptación de una zarzuela estrenada en 1923 del músico catalán Amadeo Vives y gozó de una gran aceptación por parte del público.

Salvando las diferencias temporales e históricas, la actualidad de Doña Francisquita se haya en la forma en que se pone en escena el deseo femenino de sus protagonistas. Las tres mujeres que protagonizan la película: la Francisquita del título, su madre Francisca y su oponente, Aurora “la beltrana”, expresan y gestionan sus deseos sin complejos y son éstos los que mueven la trama. Todo ello ocurría en una España que había aprobado su primera ley del divorcio dos años antes, en 1932 durante la II República española. Con títulos como este, la industria del cine buscaba responder a un nuevo horizonte de derechos civiles que se vería drásticamente cercenados con el levantamiento militar de 1936.

Ibérica Films, la productora de origen judío que se refugió en la industria cinematográfica española

Ibérica Films y su primera producción, Doña Francisquita, representaron el intento más sólido de establecerse por parte de la comunidad judía que huyó del nazismo en la industria cinematográfica española. La distribuidora y productora se constituyó en Barcelona en 1933 y en el perfil de sus cuatro máximos responsables se revelan claramente sus intereses. Por un lado, los alemanes de origen judío David Oliver, impulsor y socio capitalista que ya hizo fortuna en la distribución durante los años de la Primera Guerra Mundial, y Kurt Flatau, hombre de confianza del anterior. El también judío, pero en este caso de origen estadounidense, J. J. Letsch, había sido representante de MGM en España y América Latina antes de entrar en Ibérica. Y, por último, el anclaje local: el político catalán Mariano Rubió i Tudurí. Una empresa que aunaba, por tanto, el saber hacer cinematográfico de la potente industria alemana, el conocimiento del mercado de habla hispana y la protección política local.

La película utiliza un texto de referencia de la Zarzuela española. Sin embargo, el equipo técnico está compuesto por técnicos judeo-alemanes formados en el cine de la República de Weimar que huyen del recién instaurado régimen nazi en Alemania. Esta película marcaba una nueva vía para el cine español, pero debido a la fuerza que cobraba el falangismo español en 1935, en primer término, y la Guerra Civil después, se acabó imposibilitando ese desarrollo y sus responsables se separaron: algunos consiguieron incorporarse a la industria española, otros se trasladaron a América y otros intentaron continuar su carrera en Francia, como fue el caso de su director, quien sufrió la invasión alemana y murió en un campo de exterminio nazi.

Tal y como señala Josetxo Cerdán, director de Filmoteca Española: “a pesar del tiempo que ha transcurrido desde que se estrenó la película original, Doña Francisquita nos enseña en la actualidad que la colaboración entre diferentes culturas puede resultar en la creación de algo maravilloso”.

La restauración de una película atrevida y popular

85 años después de su salto a la gran pantalla de la mano de Ibérica Films, Filmoteca Española, en colaboración con Teatro de la Zarzuela, ha llevado a cabo la restauración de esta comedia musical de enredos, muy popular en su tiempo. Fernando González García, profesor en la Universidad de Salamanca, señala que “el reestreno de Doña Francisquita en su versión restaurada permite comprender tanto las buenas críticas que recibió en el momento de su estreno, como el éxito de público del que gozó, siendo la tercera película española de ese año que más días permaneció en cartel en España”.

El estreno tendrá lugar el 31 de octubre, a las 22:00 hrs., en el Cine Doré y contará con la presentación de Valeria Camporesi, historiadora de cine y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid. Filmoteca Española cierra de este modo el mes del archivo, durante el cual se han presentado otros proyectos como Diarios del Exilio.

Subir