Close

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Contact the Museums Salto de línea

Redes sociales de Nuestros Museos

Back

Arquitectura de los Museos Estatales

Pabellón Mudejar de la Exposición Universal de 1929

Autor: Aníbal González y Álvarez Ossorio.

Cronología: siglo XX.

Estilo: historicista.

El museo está instalado en el Pabellón Mudéjar que se realizó para la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929. Es su autor el arquitecto sevillano Aníbal González, responsable también de la construcción de otros pabellones permanentes situados en el parque de María Luisa.

Claro ejemplo del llamado historicismo regionalista, el autor quiso imprimir al edificio un estilo que evocara las construcciones hispanomusulmanas, sirviéndose para ello del uso del ladrillo y otros materiales de tradición eminentemente sevillana como yeserías, hierro forjado y cerámica policromada.

El edificio forma una estructura simétrica a partir de un cuerpo central rematado con dos torres, al que se accede por escalera y vestíbulo columnado, y dos alas laterales rodeadas exteriormente por una galería de arcos.

Sobre el proyecto original se han realizado distintas alteraciones, posteriores a la clausura de la exposición, en función de los distintos usos que ha tenido el edificio desde entonces. A partir de los años sesenta se acometieron reformas estructurales de mayor envergadura que afectaron fundamentalmente al desarrollo vertical del edificio, ya que se aprovechó la acusada altura de la planta principal para añadir una intermedia con objeto de ampliar el espacio. Poco después se instaló una escalera helicoidal que sirve de comunicación a todo el edificio y se habilitó en el semisótano un taller de restauración y su primer almacén.

En 1980 el Ayuntamiento de Sevilla cedió el edificio al Estado bajo el compromiso de albergar en él el Museo de Artes y Costumbres Populares y acondicionarlo antes de su reapertura, que tuvo lugar en 1984. Es en este periodo cuando se completa la rehabilitación de la cámara de aireación primitiva que se convierte en semisótano, ganando con ello el museo una cuarta planta. A principios de 1990 se acondicionó la planta principal como zona para exposiciones temporales, espacio que fue ocupado en parte, años después, por la colección Díaz Vázquez con carácter permanente.

Subir