Close

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Contact the Museums Salto de línea

Redes sociales de Nuestros Museos

Back

Arquitectura de los Museos Estatales

Casa del Cordón

Cronología: siglo XVI.

Estilo: renacentista.

El museo acoge las colecciones de Arqueología que desde el siglo XIX formaron distintas instituciones públicas y tuvieron por sede las dependencias del Palacio Provincial hasta el año 1981. Adquirida por la Diputación en este año la Casa del Cordón y poco después unos terrenos anexos al solar, la Dirección General de Bellas Artes encargó al arquitecto Luis Arranz Algueró el proyecto de restauración del edificio histórico y la creación de otro de nueva planta en el interior del espacio existente. Finalizadas las obras, el nuevo museo fue inaugurado en 1986.

La Casa del Cordón, único ejemplo de arquitectura civil renacentista que se conserva en la ciudad, fue mandada construir a principios del siglo XVI por la familia Sarmiento. La fachada, realizada en piedra de sillería en la que destacan los escudos de armas familiares, cuenta con una portada realizada con arco de medio punto y alfiz en forma de cordón franciscano que da nombre al edificio. La parte baja presenta una distribución regular de huecos adintelados que se reproducen en la parte alta enmarcados por guardapolvos.

La intervención realizada en los años ochenta ha conseguido aunar la arquitectura de nueva planta, dispuesta en lo que fueran dependencias anexionadas a la Casa del Cordón, con el edificio original propiamente dicho, respetando la diferente composición de las mismas. Ésta se evidencia en el exterior en la presencias de los elementos acristalados que conforman la fachada de la calle San Marcos. De igual manera, esta dualidad compositiva se suscribe en el interior, que está dominado por un gran espacio de planta circular, con pilares de hormigón dispuestos radialmente y cubierto por una gran cúpula acristalada, a partir del cual se articulan los recorridos y espacios expositivos. Se han reservado en la parte original del edificio las distintas zonas de servicios (guardarropa, aseos, recepción, etc.) que se sitúan en la planta baja, destinándose el espacio de la superior a salón de actos. Por otra parte, la zona de nueva planta da cabida a las restantes dependencias del museo, de las cuales la colección permanente ocupa una parte importante repartida a lo largo de tres niveles. Las dependencias administrativas, la biblioteca y las estancias restringidas al uso interno del museo se sitúan en la planta superior.

Salto de línea

Subir