Close

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Contact the Museums Salto de línea

Redes sociales de Nuestros Museos

Back

Arquitectura de los Museos Estatales

Museo de la Necrópolis

En julio de 1923 se iniciaban en Tarragona las obras de la Fábrica de Tabacos. Pocos días después, se produjeron varios hallazgos arqueológicos, que demostraron el descubrimiento de la necrópolis paleocrisitiana de Tarragona, susceptible de ser datada entre los siglos III y VI d.C. El temor a que la paralización de las obras pudiese suponer la pérdida de la industria del tabaco para Tarragona, hizo que se decidiese continuar la obra de la fábrica y la excavación.

En 1929, el director de las excavaciones, Serra Vilaró convenció al Ministro de Hacienda de la necesidad de construir un Museo de nueva planta, in situ. El proyecto del Museo fue redactado por Llorenç Rossell, con la participación directa de Serra Vilaró. Se trata de un edificio de corte clásico, con aspecto de templo, formado por una sala rodeada por un pórtico, elevado sobre unos sótanos en los que se conservó la parte de la necrópolis ubicada bajo el edificio.

Los trabajos de construcción del nuevo edificio comenzaron el día 14 de octubre de 1929 y finalizaron un año después. Posteriormente se realizó la instalación eléctrica, la excavación en superficie del subsuelo, en la cripta y la instalación expositiva de las colecciones. Con estas condiciones, el Museo fue inaugurado y permaneció como propiedad de la Compañía Arrendataria de Tabacos hasta que el 12 de junio de 1941 fue donado al Estado, quedando desde entonces bajo la dirección del Museo Arqueológico Provincial de Tarragona.

En los años ochenta y noventa se llevaron a cabo algunas obras de reforma, destacando la supresión de las barreras arquitectónicas de acceso al Museo en 1995 y la construcción de un nuevo edificio de entrada.

Actualmente el edificio se halla cerrado al público. En la actualidad se plantea una actuación en el edificio que contemple su restauración.

Subir