You are here:
  1. Portada de la web del Ministerio de Cultura y Deporte
  2. Culture
  3. Intellectual Property
  4. Día Mundial de la Propiedad Intelectual. 26 de abril de 2015

Día Mundial de la Propiedad Intelectual. 26 de abril de 2015

Carta de la Directora General de Política e Industrias Culturales y del Libro, Teresa Lizaranzu, con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual. 26 de abril de 2015Salto de línea Salto de línea Un año más el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se suma a la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual el 26 de abril. En esta ocasión, bajo el lema “Movilízate por la música”, siguiendo la propuesta de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), deseamos llamar la atención sobre los desafíos que afectan a la música y sus perspectivas como arte y como industria.

Decía Oscar Wilde que “El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos” para evocar el hechizo que encierra la música, la poderosa influencia que ejerce sobre las emociones del ser humano. Salto de línea Salto de línea La música, además de expresión artística y creativa constituye también una industria creadora de riqueza y empleo, ya que en el proceso creativo musical intervienen gran número de profesionales: cantantes y compositores; músicos, letristas y editores; productores, arreglistas, ingenieros de sonido y muchos otros. Hoy más que nunca gozamos de un acceso casi ilimitado a todo tipo de géneros y estilos musicales, gracias a la inspiración y el trabajo de miles de creadores.Salto de línea Salto de línea España puede presumir de un patrimonio en extremo rico y diverso en este campo, de manifestaciones musicales que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, como el Flamenco, el Misteri d'Elx o el Cant de la Sibil•la, y de ser la cuna de grandes compositores, intérpretes musicales, que nos han deleitado y dejado un gran legado.Salto de línea Salto de línea La protección de los derechos de propiedad intelectual en el ámbito de la música y respeto son imprescindibles para el futuro de la música. También para la industria en la que se sustenta, a través de nuevos y tradicionales modelos de negocio: bien a través de la venta directa al consumidor o a través de intermediarios que faciliten el contacto entre autores, intérpretes y público, la adquisición de grabaciones físicas en las tiendas, la descarga de archivos digitalizados en Internet, la escucha directa en plataformas digitales, o la experiencia insustituible de la música en directo.Salto de línea Salto de línea La evolución imparable de las tecnologías, a través de las redes informáticas, ha producido cambios de tal envergadura, que el legislador y la industria de la música han debido adaptarse rápidamente a este nuevo paradigma digital en el que las fronteras se difuminan.Salto de línea Salto de línea Uno de los objetivos que se ha marcado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte es el fomento de las industrias creativas y culturales y la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual. Así, la reciente reforma de la Ley de Propiedad Intelectual ha permitido avanzar en la eficacia de los mecanismos para la protección de los derechos de propiedad intelectual frente a las vulneraciones en Internet, y estableciendo medidas de transparencia y mejor eficacia en la gestión de los derechos de compositores, letristas, intérpretes musicales y productores de fonogramas.

España ya ha incorporado a su derecho vigente la Directiva sobre el plazo de protección de los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes y de los productores de fonogramas, y en estos momentos, junto los demás Estados miembros de la Unión Europea, trabaja para la adaptación de la Directiva sobre licencias multiterritoriales de derechos sobre obras musicales para su utilización en línea en el mercado interior.

Debemos seguir apostando por una industria musical sostenible y diversa a través del fomento del consumo legal de la música, del respeto a los derechos de propiedad intelectual, alentando la innovación y la creatividad y, al mismo tiempo, garantizando el acceso a la cultura.

El respeto a los creadores y la promoción de nuevas formas de manifestación y difusión de la música son las bases que permitirán mantener e incrementar el legado que representa el patrimonio musical para el futuro.

Subir