Cerrar

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Redes sociales de Nuestros Museos

Volver

Arquitectura de los Museos Estatales

Academia de Bellas Artes

Autor: Juan Daura.

Cronología: siglo XIX.

Estilo: neoclásico tardío.

Creado en 1970 para integrar los fondos de los antiguos museos provinciales de Bellas Artes y Arqueología, ha conocido diferentes sedes a lo largo de su historia hasta su instalación definitiva, en 1935, en el edificio de la plaza de Mina.

El museo ocupa en la actualidad gran parte de un edificio neoclásico tardío construido en 1838 por el arquitecto Juan Daura, sobre unos terrenos desamortizados a la orden franciscana. Destinado en origen a albergar la Academia de Bellas Artes, a partir de la creación del Museo de Cádiz fueron reestructuradas y renovadas las instalaciones de Arqueología por el arquitecto Javier Navascués antes de la apertura oficial en 1971.

No fue, sin embargo, hasta 1980 cuando se puso en marcha un proyecto de mayor envergadura para acometer la ampliación del edificio y el acondicionamiento de las colecciones. Las obras, dirigidas por el arquitecto Javier Feduchi y ejecutadas en dos fases diferenciadas, propiciaron la construcción del ala occidental del edificio, que estaba sin construir, mediante la creación de un nuevo volumen constituido por dos cuerpos unidos en ángulo. En ellos se han concentrado todos los servicios internos del museo y se han habilitado las salas de exposición que albergan los fondos de Arqueología, Bellas Artes y Etnografía. Éstas se distribuyen en tres alturas en torno a un patio con escalera al que se accede, con entrada independiente, por la calle Antonio López.

El primitivo patio del museo, totalmente remodelado y cubierto por un cerramiento acristalado similar a los utilizados en otros edificios gaditanos, ordena y distribuye la visita sirviendo a la vez de centro de acogida y descanso. La planta baja del museo acoge igualmente un pequeño salón de actos y de audiovisuales, la cafetería y demás servicios para el público. En el exterior se ha prestado especial interés a que la fachada correspondiente a la zona ampliada guarde similitud con el resto del museo, por lo que se determinó continuar las líneas de imposta, cornisa y almohadillados del edificio primitivo; de igual manera, se ha dotado a éste de su primera imagen a partir de la recuperación de la rejería de los balcones y el revoco de los muros en el color original.

Inaugurada la segunda fase del proyecto en 1990, está prevista una nueva ampliación a partir de la incorporación del espacio que ocupan la Academia de Bellas Artes y el Conservatorio de Música Manuel de Falla.


Salto de línea

Subir