Cerrar

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Redes sociales de Nuestros Museos

Volver

Arquitectura de los Museos Estatales

Hospital de la Caridad

Autor: Hernán Ruiz, "el Viejo".

Cronología: siglo XVI.

Estilo: renacentista.

El museo ocupa parte del Hospital de la Caridad, edificio vinculado a la Venerable Orden Tercera de San Francisco que, desde su fundación en tiempos del rey Juan II, contaba con la facultad de atender enfermos y redimir cautivos.

Iniciada su construcción a principios del siglo XVI, no fue hasta años más tarde cuando el arquitecto Hernán Ruiz el Viejo se hizo cargo de las obras, realizando la fachada porticada de la iglesia, siguiendo un modelo repetido en otras edificaciones de la ciudad. El complejo estaba articulado en torno a un gran patio central con dependencias distribuidas en sus cuatro lados, estando el cuerpo principal, actualmente destinado a Museo de Bellas Artes, directamente conectado con la iglesia mediante una tribuna que permitía seguir la liturgia a los enfermos. El conjunto contaba con dos plantas unidas a través de una escalera cuya caja, decorada con pinturas murales, hoy se conserva, aunque con modificaciones.

En el siglo XVIII tanto el pabellón como la iglesia sufren alteraciones en su estructura hasta la ocupación en 1862 por la Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba. No obstante, su configuración arquitectónica actual es fruto de diversas modificaciones experimentadas a lo largo del siglo XX, entre las cuales destacan las llevadas a cabo por los arquitectos Velázquez Bosco y Francisco Javier de Luque, que fueron responsables de la instalación museográfica de la galería de dibujo y de la anexión de edificios cercanos que dieron cobijo también al Museo Romero de Torres desde 1931. Entre 1940 y 1952 se acometen también importantes ampliaciones para dar cabida a la donación del escultor Mateo Inurria, a manos de Rafael de la Hoz y Rafael García Hernández.

En los últimos años se han completado los trabajos con la rehabilitación estructural del edificio y la instalación de otros servicios de infraestructura y renovación museográfica esenciales para el funcionamiento del museo.


Salto de línea

Subir