Cerrar

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Redes sociales de Nuestros Museos

Volver

Arquitectura de los Museos Estatales

Museo de Bellas Artes de Sevilla

Autor: Juan de Oviedo y de la Bandera.

Cronología: siglo XVII.

Estilo: manierista.

El museo se levanta en el antiguo convento de la Merced Calzada, fundado en el siglo XIII por san Pedro Nolasco, si bien el edificio que hoy contemplamos es fruto de las transformaciones acometidas en el siglo XVII por el general de la orden, Fray Alonso de Monroy. Un siglo más tarde se ordenó la constitución de un museo artístico con los fondos obtenidos de la desamortización y, tras la cesión del convento de la Merced, se decidió ubicarlo en dicho centro.

En 1603 el arquitecto y escultor Juan de Oviedo presentó el proyecto, que se llevó a cabo tras la demolición del antiguo edificio mudéjar y tardó en completarse cerca de medio siglo, configurándose a su término como una de las mejores muestras de la arquitectura manierista andaluza. A él se debe toda la fábrica primitiva de la iglesia, la escalera monumental, el claustro central y otro de menor tamaño, conocido como el patio de los Bojes. El claustro fue transformado en su parte superior en 1724 por Leonardo de Figueroa, al tiempo que la iglesia fue decorada con pinturas al fresco.

La fachada principal, compartimentada en dos cuerpos, presenta decoración barroca a partir del uso de columnas salomónicas, frontones partidos y festoneados en su cuerpo superior. Remata el conjunto una espadaña realizada en ladrillo visto, piedra y paños cerámicos, en contraste con la simplicidad de líneas del resto de la masa arquitectónica.

Desde su fundación como museo en 1841, el edificio ha sufrido numerosas transformaciones, de las cuales destaca la llevada a cabo en los años cuarenta, cuando se abrió un patio en el espacio ocupado por la antigua sacristía y se efectuó el traslado de la antigua portada barroca de la calle Bailén a la fachada principal. En 1993 se finalizó una ambiciosa reforma de rehabilitación integral, dirigida por el arquitecto Javier Feduchi, que comprende la restauración del propio edificio y la modernización de sus salas e instalaciones.


Salto de línea

Subir