Cerrar

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Redes sociales de Nuestros Museos

Arquitectura de los Museos Estatales

Museo Nacional de Escultura

Colegio de San Gregorio

Cronología: S. XV

Estilo: Gótico flamígero

Sede original del Museo Nacional de Escultura desde 1933, el Colegio de San Gregorio fue construido a finales del siglo XV por iniciativa de fray Alonso de Burgos, miembro del Consejo Real de los Reyes Católicos y mecenas de las artes, constituyendo uno de los ejemplos más interesantes del gótico tardío en España.

Se accede al conjunto formado por el colegio y la capilla a través de una magnífica portada atribuida a Gil de Siloe. Diseñada a modo de retablo o tapiz de gran profusión decorativa, serviría de precedente para otras construcciones posteriores y cuenta con un rico programa iconográfico de carácter figurativo, emblemático y con temas alusivos a la fundación del edificio.

El Colegio se organiza alrededor de un gran patio central de planta cuadrada en dos alturas. La inferior se articula por la sucesión de arcos rebajados que apoyan en esbeltos pilares torneados, en contraste con la galería alta, muy superior en ornamentación, ya que sus vanos calados soportan tímpanos profusamente decorados con figuras de ángeles, flores de lis y guirnaldas. Este conjunto se remata con un friso corrido en el que aparecen tallados los escudos y emblemas de los Reyes Católicos.

La capilla fue construida en 1486 por los arquitectos Juan Guas y Juan de Talavera en estilo gótico hispano-flamenco siguiendo una unidad estilística con el resto del conjunto y tuvo por objeto además de servir de espacio para la oración, contener el monumento funerario de su fundador, obra ejecutada por el escultor Felipe Vigarny y hoy desparecida.

A partir de una sencilla estructura formada por dos espacios cuadrangulares que remata en ábside poligonal, se cubre el templo con bóvedas de crucería estrellada cuyas nervaduras apoyan en ménsulas decoradas con ángeles que portan el escudo del fundador. Sin embargo, la mayor parte de la decoración escultórica se distribuye a lo largo de la tribuna del coro con gran profusión de motivos vegetales. La decoración de la capilla se completa con importantes obras de arte.

Completa el conjunto la escalera que comunica los dos pisos distribuida en dos tramos paralelos. En ella se concentran los tres estilos artísticos que conviven en la época ya que si su balaustrada y parte baja están decoradas con tracería gótica, a media altura presenta un almohadillado de tipo renacentista y remata el conjunto con un bello artesonado mudéjar.

Palacio de Villena

Autor: Francisco de Salamanca

Cronología: XVI

Estilo: Renacentista

Levantado frente al Colegio de San Gregorio, este palacio fue mandado construir a mediados del siglo XVI por D. Antonio Velasco y Rojas, camarero del príncipe Felipe y consejero de Estado, siendo su hijo el responsable de su terminación. En el siglo XVIII pasó a manos del marqués de Villena, del que toma el nombre, y posteriormente a otros personajes nobles vallisoletanos, hasta su venta definitiva al Estado en 1919. Desde esta fecha, hasta su rehabilitación para museo en 1982, ha sido sede del Gobierno Civil de la provincia.

Construido a finales del siglo XVI por el arquitecto Francisco de Salamanca, el palacio ha sufrido numerosas alteraciones en su estructura y fachada, construida en cantería con un espléndido arco de entrada, aunque conserva inalterado su patio renacentista. Este cuanta en tres de sus lados con arquerías de medio punto, abriéndose en el cuarto una elegante escalera a la que se accede por un arco rebajado, y que conserva el artesonado original.

Iglesia de San Benito el Viejo

Cronología: XVI-XVII

Aunque los primeros testimonios conservados se remontan a mediados del siglo XIII, no será hasta el siglo XVI cuando, a partir de la adquisición del palacio colindante por D. Diego de Acuña, la iglesia sufra una profunda transformación convirtiéndose en una capilla privada integrada al propio conjunto palaciego. A partir de 1599 se decora el exterior de la cabecera con el escudo de armas de la familia Acuña y son encargados diferentes trabajos para la decoración interior, como un retablo para el altar, obra de Juan Velázquez y Manuel del Rincón, además de otra importante actuación pictórica destinada a decorar la cripta del templo. Suprimido su uso como parroquia a partir de la desamortización, la iglesia de San Benito fue dedicada a distintos usos hasta que, recuperada para el culto, en 1921 fue adquirida por las madres Oblatas del Santísimo Redentor. En 1999 fue adquirida por el Estado junto con el palacio adyacente de la Casa del Sol con el fin de completar el proyecto de ampliación del Museo Nacional de Escultura.

Casa del Sol

Cronología: S. XVI-XVII

Construcción edificada hacia 1540 por el licenciado Sancho Díaz de Leguizamo, alcalde de corte y del Consejo de su Majestad, a finales del siglo XVI fue comparada por Diego Sarmiento de Acuña, político al servicio de Felipe III, quien modificó paulatinamente su estructura y decoración externa. El arquitecto Francisco de Praves fue el responsable de las reformas del interior del edificio, que comprende los nuevos corredores y la escalera. Hacia 1617 se añadió nueva decoración a la portada al añadirse elementos heráldicos que dejan constancia de los titulos nobiliarios adquiridos por su propietario. Estos se rematan por las figuras de un ave fénix y un sol, que le da nombre al edificio.

Tras sufrir numerosas labores de mantenimiento y consolidación, el edificio pasó a tener en años posteriores diferentes usos hasta que en 1999 el Estado lo adquirió para integralo en el proyecto de ampliación del Museo Nacional de Escultura.

Subir