Columna derecha

Brexit

Brexit

La fecha establecida inicialmente para que el Reino Unido abandonara la Unión Europea era el 29 de marzo 2019 a las 00:00 (CET). El 30 de marzo dejaría de ser Estado miembro de la Unión Europea.

Los negociadores de ambas partes, Unión Europea y Reino Unido, alcanzaron un acuerdo sobre el texto del Acuerdo de Retirada que fue asumido por el Consejo Europeo el 25 de noviembre de 2018.

El 15 de enero de 2019 el Parlamento británico votó en contra del Acuerdo de Retirada. Se abrió entonces un plazo para que el Gobierno británico presentara un plan alternativo.

Posteriormente, el Acuerdo de Retirada fue rechazado tres veces en el Parlamento del Reino Unido. La Unión Europea concedió entonces una prórroga del plazo hasta el 12 de abril, fecha antes de la cual el El Reino Unido tiene que presentar propuestas alternativas o irse sin un acuerdo. Posteriormente, el Consejo Europeo del pasado 10 de abril acordó una prórroga adicional a las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión hasta el 31 de octubre de 2019.

El día de salida se pueden plantear dos escenarios distintos:

  • Si el Acuerdo de Retirada es ratificado los efectos legales del Brexit se aplicarán desde el 1 enero de 2021 después de un periodo de transición de 21 meses en los términos establecidos en el propio Acuerdo de Retirada.Salto de línea Durante ese período el Reino Unido sería un tercer país pero continuaría aplicándose el derecho europeo durante el periodo transitorio, saldría de las instituciones europeas, continuaría la supervisión y aplicación de la ley europea, y se comenzaría la negociación de un acuerdo para la futura relación durante el periodo transitorio.
  • Si no se ratifica el Acuerdo de Retirada no habrá periodo de transición y el derecho europeo dejará de aplicarse al y en el Reino Unido.

El Reino Unido sería un tercer país y el derecho europeo dejaría de aplicarse. En ese momento los ciudadanos británicos en el resto de la UE y los europeos en Reino Unido perderían sus derechos como ciudadanos europeos, y las cuestiones fronterizas, financieras, comerciales y regulatorias se regirían por la normativa existente de derecho público internacional.

Durante este periodo, la Comisión Europea ha solicitado a las Administraciones nacionales y a todos los ciudadanos y empresas que tengan en cuenta estos dos escenarios previendo:

- medidas preparatorias, medidas que tendrán que tomar como consecuencia de la retirada del Reino Unido, bien acordada o sin acuerdo

- y planes de contingencia, acciones que serían necesarias para mitigar los efectos de una retirada del Reino Unido sin acuerdo.

Subir