Ud está aquí:
  1. Museo Cerralbo
  2. Bilduma
  3. Galeria de imágenes
  4. Relojes
  5. Reloj Alemán de sobremesa

Volver

Reloj Alemán de sobremesa

Alemán Sobremesa Sin Caja Pulse para ampliar

Manufactura de Augsburgo. Salto de línea Siglo XVII. Salto de línea 34 x 21 cm. Salto de línea Inv. 3115. Salto de línea Ubicación: Almacenes

Bibliografía:Salto de línea MONTAÑES, L.: Relojes de un Palacio, Museo Cerralbo, Ministerio de Educación y Cultura, Madrid, 1997.

Reloj alemán sin caja, posiblemente de Augsburgo, donde se concentro la producción relojera alemana durante el siglo XVII. Bronce dorado, con puentes calados y cincelados. Cuerda para 30 horas. Sonería de horas y cuartos. La esfera lateral derecha representa las horas dispuestas para el toque, según indica la aguja, y la esfera izquierda los cuartos.

Curiosamente, la campana de horas está perforada para que por ella pase el brazo del mazo de los cuartos que da en la otra.

Falta la caja que, si llegó a tener, tendría forma de torre, que fue generalizada en la época.

Según el especialista Hans von Vértele, muchos relojes alemanes quedaron en su momento sin cajas precisas, debido a la lentitud de producción de éstas por parte de los orfebres encargados de realizarlas, respecto a la más activa de los talleres de relojería locales, por lo que les afectó de lleno la escasez de bronce que sobrevino en Europa a consecuencia de la Guerra de los 30 años (1618-1648) Algunos de estos ejemplares incompletos salieron al mercado del anticuario a mediados del siglo XIX como objetos de curiosidad técnica más que como relojes en uso, puesto que la mecánica había quedado ya obsoleta con el paso del tiempo, sobre todo desde la aplicación del péndulo al reloj como elemento regulador de su marcha (1668-1675).

Tanto la peana como las esferas han sido repuestas por el último de sus restauradores, el relojero madrileño Juan José Ontalva.

Subir