Ud está aquí:
  1. El Museo del Greco
  2. Actividades
  3. Exposiciones temporales
  4. Cuadros de Orrente

Las bodas de Caná y El milagro de los panes y los peces de Orrente

Del 21 de febrero al 24 de mayo

Exposición temporal

El milagro de los panes y los peces El milagro de los panes y los peces

Artista invitado

  • Las bodas de Caná y El milagro de los panes y los peces
  • Obras de Pedro de Orrente
  • Del 21 de febrero al 24 de mayo
  • Sala de la Biblioteca

Dentro del programa Universo Greco, el Museo del Greco expone como Artista Invitado dos obras de Pedro Orrente, conocido como el “Bassano español”. Se trata de El Milagro de los panes y los peces y Las Bodas de Caná que el pintor realizó en el segundo tercio del siglo XVII y que han sido prestadas por la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de La Guardia (Toledo).

Pedro de Orrente se trasladó tempranamente a diferentes ciudades españolas, entre ellas Toledo, donde ya se encontraba en 1600. Movido por la admiración patente en toda España por los pintores venecianos y en especial por la familia de los Bassano llegará a Venecia en 1605 y trabajará en el taller de Leandro Bassan, donde se empapa de las directrices compositivas de esta familia de maestros.

Las bodas de Caná Las bodas de Caná

Este estilo de los Bassano es claramente reconocible en el tratamiento que Orrente hace de los pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento como animadas escenas de género, que gozaron de gran aceptación entre la clientela penisular. Claro ejemplo de ello son estas dos obras, donde se representan multitudes dinámicas dentro de gráciles paisajes y escenarios familiares, luminosos y llenos de detalles costumbristas, destacando los animales, siempre presentes en sus “obras de gabinete” o de estilo Bassano.

Desde su vuelta a España, en 1607, Orrente se moverá por distintas ciudades penisulares, entre ellas nuevamente Toledo, donde entablará amistad con el hijo del Greco, Jorge Manuel Theotócopuli. Orrente demostró también su pericia y versatilidad con “cuadros de altar” que se alejan de lo veneciano y se consideran introductorios del naturalismo barroco en España, en la línea del tenebrismo de Caravaggio. En estas obras se representan grandes figuras de gran fuerza expresiva, con originales composiciones y predominio de tonalidades rojizas y ocres, empleadas también por Luis Tristán.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar