Obertura. Ángel Haro

del 10 al 21 de mayo

Exposiciones temporales

Exposición Obertura. Ángel Haro

OBERTURA

Es un naufragio que se ha convertido en fruta.

Es un viaje esperanzado que arranca del fracaso.

Es la fin de los temores que nos acechan.

Es un gran pez varado del que brota una luz.

Es un pequeño Hayku camuflado de instalación.

Es un mundo partido que se multiplica.

Es un espacio que no tiene miedo de haber nacido.

Es la imposibilidad de cerrar tus ojos.

Es el eco de los poetas desterrados.

Es una vestigio sobre la orilla que nos salva.

Este pecio, cual fruta partida, libera de sus cuadernas la voz que nos cuenta la historia de un destino que ha fracasado, y a su vez de un nuevo inicio. Su carga de incertidumbres se ha derramado y alimenta la esperanza de los errantes. Varado en un viaje infinito, un paisaje donde claman gestos y expresiones que aluden al encuentro tectónico de las culturas, de los miedos. Nos interpela como un dios antiguo. Y en el aire, un latido que invade la estancia sobre pasos y risas que nos hablan de encuentros llenos de humanidad. Esta instalación se presentó por primera vez en Mayo de 2014 en LA TREGUA, una intervención que el artista Ángel Haro realizó en el espacio Tabacalera Promoción del Arte del Ministerio de Cultura en Madrid. Así describió entonces el crítico y poeta Francisco Carpio la pieza en el catálogo editado para la ocasión:

“Occidente es un barco a la deriva. The Flying Dutchman sin tan siquiera la música de Wagner. El Arca de Noé convertida en continentes de memoria y decadencia. Junto al amigo morir, como una barca hacia Bitinia, y el amigo –Catulo- ser Lesbia, cerrándote los ojos con el triple beso roto de las mujeres-buques fantasmas. Querer ahora esperar la Muerte, y naufragar dulcemente en este Mar, dejándonos, como una ola que a las otras no parezca demasiado extraña. ¿O es que ya hemos naufragado…?”

  • Sala de exposición temporal del Museo
  • Entrada gratuita

Subir