Volver

Mare-Nostrum

Sala

En el año 218 a.C., con motivo de la II Guerra Púnica, un ejército romano comandado por Cneo Cornelio Escipión desembarcó en el puerto de Ampurias (Gerona) con el objeto de cerrar el paso por tierra a las tropas cartaginesas. Se iniciaba de este modo el proceso que llevaría a la romanización de la Península Ibérica. A partir del cambio de Era se pacifica el Mediterráneo y se controla el problema de la piratería, que tanto daño causaba al comercio marítimo. La cultura y la vida romanas se extienden por todo el Imperio.

Un barco hundido es un excelente documento histórico, ya que todos los objetos que transporta están en uso en el momento del hundimiento, lo que permite tener unas dataciones muy fiables y saber que los diferentes objetos son coetáneos.

A la entrada de la bahía de Cartagena, en la isla de Escombreras, se han excavado los restos de seis barcos de distinta cronología, entre los que destaca el Escombreras-1. Se trata de un barco mercante romano típico que lleva un cargamento de vino envasado en ánforas, vajilla de mesa y cerámica de cocina. Por su estudio se sabe que procede de un puerto napolitano. Seguramente hizo una escala en Ibiza antes de llegar a Carthago Nova, donde se hundiría hacia elSalto de línea año 155-150 a.C.

Contenido relacionado:

Subir