Volver

La conservación de la madera

Sala

El material orgánico -maderas, textiles y cordaje- es el más utilizado en la Antigüedad en la construcción de barcos y aparejos. Es frecuente encontrarlos en condiciones de extrema sequedad o, como es nuestro caso, de extrema humedad, bajo las aguas.Salto de línea Cuando un barco se hunde, la madera que queda enterrada bajo la arena del fondo puede conservarse. Sin embargo, si no se entierra, será pronto devorada por diversos organismos o erosionada y devastada por las corrientes marítimas. La madera enterrada puede alcanzar un equilibrio de conservación que le permite preservarse a lo largo de los siglos.Salto de línea Cuando es extraída por los arqueólogos subacuáticos, el equipo de restauración debe aplicar los tratamientos apropiados para evitar su destrucción. La liofilización es un método especial para eliminar el agua de los objetos orgánicos. Permite secarlos conservando su color, forma, estructura y textura original. El objeto se introduce en una cámara y se congela a bajas temperaturas, para a continuación extraer todo el aire de la cámara hasta alcanzar el vacío.Salto de línea Durante semanas o meses, dependiendo del tamaño del objeto, se calienta la madera de modo que el agua congelada pasa a estado gaseoso evitando el estado líquido. El vapor producido se retira en un condensador y así, paulatinamente, el objeto se va secando sin sufrir contracciones ni deformaciones.

Contenido relacionado:

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar