Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Institución
  3. ¿Qué estamos haciendo?
  4. Proyectos en curso
  5. El palacio de Dos Aguas como espacio doméstico (1843-1907). Una mirada de género y clase

El palacio de Dos Aguas como espacio doméstico (1843-1907). Una mirada de género y clase

cartel proyecto
¿Qué pretende el proyecto?

El actual discurso de la ambientación palaciega está centrado principalmente en los aspectos artísticos y estéticos del palacio. El proyecto «El palacio de Dos Aguas como espacio doméstico (1843-1907). Una mirada de género y clase» añade a este discurso un relato centrado en la historia de los habitantes del palacio, en la vida cotidiana y su relación con los espacios. Del mismo modo, sitúa este relato en su contexto histórico y social, la España y la Valencia de la segunda mitad del siglo XIX, periodo histórico en que se centra el proyecto. Este corresponde aproximadamente a la presencia en el palacio del matrimonio formado por Vicente Dasí Lluesma y Carmen Puigmoltó Mayans, tomando como fecha de inicio 1843, año de fallecimiento del V marqués de Dos Aguas, y como fecha final 1907, año de fallecimiento de Carmen Puigmoltó. La mayor parte de la decoración interior y parte de la distribución espacial que puede ver hoy en día el público visitante del Museo corresponden a esa época.

Este nuevo discurso se genera desde un enfoque interseccional con una doble perspectiva: de género y de clase. El concepto de género se concibe como herramienta en el análisis, entre otros aspectos, de las relaciones entre espacio y género, de la casa noble y burguesa del siglo XIX como reflejo de la construcción de las identidades y los roles de género, de las relaciones entre las esferas pública y privada o del espacio doméstico como espacio igualmente masculino.

La clase social constituye otro de los criterios fundamentales en la investigación del espacio y sus habitantes. Los espacios relacionados con el personal de servicio y los trabajos de mantenimiento del edificio no se han conservado, lo cual dificulta la investigación y conocimiento de las personas que trabajaban para los marqueses y vivían en el palacio. El proyecto pretende por lo tanto restituir la historia del personal al servicio de la familia dentro del espacio doméstico sacando del anonimato a ayudantes de cámara, sirvientes, porteros, cocheros, nodrizas, etc.

A estas dos perspectivas, se añade la edad: la infancia y todos los aspectos relacionados ‒los roles de maternidad y paternidad, los espacios de juego y crianza o la educación‒ están igualmente ausentes de las estancias.

¿Qué significa analizar el espacio doméstico con perspectiva de género y clase?

En el siglo XIX, acabó por cristalizar la idea de la separación de las esferas, según la cual la esfera privada o doméstica correspondía a la mujer y la esfera pública, al hombre. El papel de la mujer se limitaba al cuidado del marido y de los hijos y esta función estaba directamente ligada al espacio doméstico, la casa. El proyecto “El palacio de Dos Aguas como espacio doméstico. Una mirada de género y clase” pretende matizar y cuestionar la teoría de la separación de las esferas desde la doble perspectiva de género y clase.

Se parte por lo tanto de las siguientes premisas:

- El espacio doméstico no es un espacio exclusivamente de la mujer. El palacio de Dos Aguas era un espacio donde convivían hombres y mujeres de distinta clase social y edad. Estudiar únicamente a las mujeres dentro de ese espacio refuerza la idea de que la casa es un espacio exclusivamente femenino. El proyecto plantea por lo tanto el análisis del palacio como espacio de mujeres y de hombres con estancias de uso mixto, estancias de uso casi exclusivo de hombres o de mujeres, espacios de sociabilidad masculina y espacios de sociabilidad femenina, etc. Se tendrán igualmente en cuenta las funciones que hombres y mujeres desempeñaban en relación con la casa y en función de la clase social: funciones en la dirección y coordinación de las tareas domésticas, ejecución de tareas domésticas, etc.

- El espacio doméstico no es un espacio donde las mujeres solo realizaban tareas de carácter doméstico. Se asocia tradicionalmente la casa como un espacio donde solo se realizan las tareas llamadas domésticas: mantenimiento y limpieza de la casa, preparación de alimentos, limpieza de la ropa, o incluso, cuidado de personas con necesidades especiales o crianza y educación de hijos e hijas. Sin embargo, y especialmente en el caso del palacio de Dos Aguas, la casa puede ser igualmente un espacio social donde tienen lugar eventos públicos, como los bailes, y encuentros sociales, como las visitas. Las mujeres ‒entendemos, las mujeres de clase alta, la esposa, hijas y demás personas de la familia propietaria‒ participaban también en estos actos. Estas mujeres realizaban por lo tanto actividades de carácter social así como intelectual (lectura, estudio, correspondencia, etc.). El tocador o boudoir de la mujer era un espacio no solo de aseo personal, sino un espacio de recogimiento en el cual recibir visitas íntimas, leer, mantener correspondencia, etc.

- El espacio doméstico no es solo un lugar de trabajo no remunerado. El estudio de las casas y palacios de la nobleza y la burguesía como casas museo suele centrarse en la familia propietaria de clase alta, obviando y silenciando la presencia del personal al servicio de la familia. Cuando los espacios de vivienda y de trabajo de estas personas, por distintos motivos, no se han conservado, como es el caso del palacio de Dos Aguas, la invisibilización es todavía mayor. La aplicación de una perspectiva de clase permite visibilizar y sacar del anonimato a las personas de clase baja, igualmente presentes en el palacio.

El trabajo doméstico se asocia al trabajo realizado por las mujeres, no remunerado y por lo tanto, sin valor e invisibilizado. Pero la casa se concibe también como un lugar de trabajo remunerado del personal, mujeres y hombres, al servicio de la familia. El proyecto pretende por lo tanto estudiar la naturaleza de este trabajo, el acceso a los puestos de trabajo, el tipo y cuantía de la remuneración, las diferencias de sueldo en función del género y de la jerarquía entre trabajadores, o las relaciones entre la familia y el personal.

- El trabajo doméstico no es inferior al trabajo del ámbito público. Al tener lugar en la esfera privada, ser realizado por mujeres y no estar remunerado, el trabajo doméstico siempre ha estado invisibilizado e infravalorado. En el polo opuesto de la oposición binaria público/privado, encontramos el trabajo realizado en el ámbito público, desempeñados por hombres y remunerado, y por lo tanto, valorado socialmente. Así, se percibe el trabajo doméstico como inferior al trabajo público. Sin embargo los criterios y valores que establecen esta jerarquía son el producto de una construcción cultural. Lejos de carecer de importancia, las tareas domésticas son esenciales porque son las que garantizan las condiciones para vivir: el alimento, la limpieza, la higiene o los cuidados.

Por lo tanto, no se trata solo de reivindicar un papel distinto del que se suele asociar a la mujer para asemejarla o ponerla al mismo nivel que el hombre, sino de cuestionar los criterios que dan más valor a lo público que a lo doméstico. ¿Por qué las actividades domésticas no iban a ser igual de importantes que las públicas?

¿Cómo se desarrolla el proyecto?

«El Palacio de Dos Aguas como espacio doméstico (1843-1907): una mirada de género y clase» es un proyecto piloto desarrollado por el Museo Nacional de Cerámica y articulado en torno a dos ejes: la investigación y la difusión de los resultados. La fase de investigación está constituida por dos objetivos estratégicos:

- Construir un discurso sobre la vida cotidiana para el periodo histórico mencionado, a partir de datos concretos sobre la historia del palacio y de sus habitantes, mediante la consulta de distintas fuentes documentales.

- Restituir el contexto político y social del periodo estudiado, con especial interés en la construcción de identidades de género, roles y relaciones de género, el personal al servicio de la nobleza y la alta burguesía como grupo social y las relaciones entre género, clase y espacio en los ámbitos domésticos aristocráticos y burgueses.

La difusión de los resultados contempla las siguientes acciones:

- Edición de un desplegable y de un vídeo corto de presentación y planteamiento del proyecto.

- Incorporación paulatina de los resultados de la investigación a las visitas para público escolar y visitas temáticas para público adulto, así como al proyecto “Relecturas. Itinerarios museales en clave de género”, en el que el Museo Nacional de Cerámica participa desde los inicios en 2017 hasta la actualidad, junto a 15 museos más de Valencia y área metropolitana y la Universitat de València: www.relecturas.es.

- Celebración de unas jornadas sobre casas museo desde una perspectiva de género y clase en las cuales se presentarán los resultados de la investigación en el Museo así como proyectos y actuaciones de otras casas-museo.

- Publicación de una guía que recoja los datos obtenidos y que plasme ese nuevo discurso en clave de género y clase.

Coordinación: Liliane Cuesta Davignon y Verónica Balsera Nieto

Proyecto producido en el marco del plan de trabajo del Observatorio de Igualdad de Género del Ministerio de Cultura y Deporte.

Descarga el desplegable informativo:
Mira el vídeo de presentación del proyecto (en castellano con posibilidad de subtítulos en castellano, valenciano o inglés) Nueva ventana

Descarga el cartel para la difusión del proyecto con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer 2021 PDF

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar