Ud está aquí:
  1. Museo Casa de Cervantes
  2. Actividades
  3. Efemérides
  4. Conmemoración del aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes

Volver

Conmemoración del aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes

Celebración del día del libro

Cada año, en torno al 23 de abril, el Museo Casa de Cervantes se viste de gala para recibir la visita oficial del Excmo. Ayuntamiento de Valladolid para conmemorar el aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes.

Según recordaba en su madurez Fidel Pérez Mínguez, autor del libro La Casa de Cervantes en Valladolid (1905), su tío el entusiasta cervantista Mariano Pérez Mínguez estableció, a partir de 1886, la costumbre de festejar públicamente la memoria del ilustre escritor en la casa que habitó en la calle del Rastro.

Tras ser declarado Cervantes en 1962 “Vecino de Honor” de Valladolid, se restableció la costumbre de acudir anualmente en pleno, con medalla corporativa y escoltada por maceros y guardia de honor, para asistir a un acto cultural con el fin de honrar la memoria del escritor

En fechas cercanas al 23 de abril (por coincidir la celebración de la Fiesta de la Autonomía de Castilla y León) el Museo se viste de gala, adornando sus balcones para festejar su día más grande. Durante el acto, se lee un fragmento del Quijote. Salto de línea

70 AÑOS DE LA APERTURA DEL MUSEO CASA DE CERVANTESSalto de línea 23 ABRIL 1948- 2018

Este año se cumplen 70 años de la apertura del Museo monográfico dedicado al escritor.

Recoradmos un poco de la historia....

  • 1912 compra de las casas por el rey Alfonso XIII, el marqués en su nombre y Huntington.
  • 1915 Reforma por el arquitecto Vicente Traver, arquitecto de la Comisaría Regia de Turismo.
  • 1916, 23 de abril apertura de la Biblioteca Popular y Cervantina.
  • 1942 Muere el marqués de la Vega Inclán y dona al Estado sus Fundaciones que el Estado acepta en 1943. Se realizan diversas obras de acondicionamiento de la casa, se incluye más mobiliario y el cuadro de la batalla de Lepanto.
  • 1948, apertura del Museo monográfico, 22 de abril. Gestionado por el Patronato conjunto de las Fundaciones Vega Inclán. Y se nombra como primer director a Narciso Alonso Cortés

Se describe la Casa en la publicación del Patronato de las Fundaciones Vega Inclán del 22 de abril de 1948 “La Casa de Cervantes en Valladolid” en la que vemos básicamente que el museo estaba prácticamente como ahora: «en el zaguán el pozo y arranque de la escalera angosta, en el cuarto de su rellano se abre la puerta del vestíbulo.

Resulta más claro y amplio de lo que se estilaba, sin embargo la anchura de los huecos y el no advertirse huella de tabiques, que redujeses sus dimensiones obligan a no modificar su traza. Encima de muebles sencillos cuelga el retrato de Felipe III, San Onofre y San Jerónimo, y un entierro del señor de mal pincel y mucho carácter. Y dos árboles genealógicos publicados por Fernández de Navarrete en su Vida dedicada a Cervantes publicada en 1819. […].

La puerta todavía de carpintería morisca, da paso al estrado, pieza donde las mujeres labraban telas o puntillas, rezaban o conversaban. Dentro de ella la tarima o estrado, adornada con fidelidad exacta a los documentos familiares»: alfombras, almohadas, el tapiz (singular por su factura, de Salamanca o de Pastrana). Escritorio de ébano y marfil, el niño Jesús en una caja de nogal, espejo, un San Miguel y un cofre de terciopelo rojo.

Sobre el aposento, los cuadros, libros en estantes, el brasero, una papelera, el escritorio de nogal, etc… «para contribuir a explicar al visitante como era el cuarto de trabajo de un literato. Solía comunicar el estudio con la alcoba, que carecía de ventilación propia. »La cama, se ajusta a la documentada de nuevo en los papeles familiares. El cuadro de San Francisco por la devoción conocida a este santo de Cervantes.

«Sobre el comedor, desde el vestíbulo y a través de un tránsito se pasa a la pieza que servía de comedor, esta a menudo no tenía ventanas y no era extraño que se aprovechase para otros usos. Los muebles, las lozas talaveranas y la lencería que lo viste son presumibles de un interior acomodado. Cervantes no tenía vajilla de plata ni de loza de Pisa.»

En la cocina, tinajas, taburetes, alacena, morillos, vasijas de cobre, de barro…

Y termina esta publicación diciendo «El tiempo, con estudio y mayores recursos traerán perfeccionamientos en la instalación…» Salto de línea

18 abril
Subir