Volver

Nikolaj Pirnat y Don Quijote de la Mancha

exposicion nikolaj pirnat

El Museo Casa de Cervantes, en colaboración con la Embajada de la República de Eslovenia en España y la Universidad de Castilla La Mancha, se exponen una serie de dibujos del pintor esloveno Nikolaj Pirnat que acompañaron la primera traducción de El Quijote al esloveno entre 1935 y 1937.Salto de línea Son muchas y muy diversas las visiones que se han ofrecido históricamente de Don Quijote de La Mancha. Una de ellas, muy sugerente por cierto, se produjo en Eslovenia en el año 1935 gracias a unos preciosos dibujos del artista Nikolaj Pirnat (caricaturista, dibujante, escultor, ilustrador y pintor), que sirvieron para ilustrar la primera traducción completa al esloveno de la obra de Cervantes, realizada por Stanko Leben.

Nikolaj Pirnat

Artista esloveno, pintor, escultor, dibujante, ilustrador y caricaturista, se formó hasta 1925 en la Academia de Bellas Artes de Zagreb, con el gran escultor croata Mestrovic. Estaba convencido de que el artista debe construir “de sí mismo, de su entorno, de la carretera, de la aldea, de la fábrica”, que su obra es “la imagen de la actualidad y de la lucha que la caracteriza” (Mikuž).

Las ideas de Nikolaj Pirnat fueron tajantes, sin embargo nada excepcionales o extrañas en el contexto de la época. La ideología comunista despierta el criticismo social y el sentimiento de solidaridad con el hombre desamparado. Reflejan además la así llamada “nueva objetividad” (neue Sachlichkeit), estilo artístico y concepción del mundo, que se extendieron por toda Europa después de la primera guerra mundial, dentro del marco de un renacimiento general de las tendencias realistas como reacción a todos los “-ismos” vanguardistas de los dos primeros decenios del siglo (expresionismo, cubismo, futurismo, etc…)

Considerando el recorrido político y artístico del ilustrador y su acusada sensibilidad social de la que hace alarde a lo largo de su corta vida no extraña que haya encontrado en el “desfacedor de agravios” cervantino un alma hermana.Salto de línea En el empeño de Don Quijote de crear un reino de justicia y libertad debió de reconocer un idealismo utópico, eso sí, pero un idealismo que nace de las capas más nobles del alma humana. Al constatar que él también tenía algo de Quijote, se acercó a la novela no sólo para cumplir un encargo sino por motivos íntimos.

Las ilustraciones para El Quijote

Parece que en la ejecución de los motivos, Pirnat no siguió un plan establecido en cuanto a la interpretación global del significado del Quijote; más bien consciente de la imposibilidad de establecer una sola línea, optó por proponer una síntesis de varias interpretaciones, desde la más burda comicidad pasando por distintos grados de ironía, hasta el más tierno lirismo, desde la parodia física hasta el sentimiento trágico, logrando así transmitir de manera convincente no sólo el frágil equilibrio entre el “idealismo instintivo” y el “realismo sano” sino también, todo lo que hay en la novela de imperecedero, de universal, atemporal, único desde el punto de vista humano: la dignidad del individuo. Lo que importaban fueron las escenas en sí; el ilustrador trató de encontrar en cada una de ellas un enfoque particular y único, lo que concede una gran heterogeneidad a la serie.Salto de línea El historiador del arte esloveno Nace Šumi asegura que El Quijote de Pirnat “se mantiene en la cumbre de la ilustración eslovena de todos los tiempos”.

Influencia de Don Quijote en Eslovenia

La obra de Cervantes no ha permanecido desconocida entre los intelectuales eslovenos y ejerció cierta influencia en la literatura eslovena de aquel entonces, como también sigue ejerciéndola en la literatura eslovena actual. Don Quijote logró infiltrarse también en la conciencia de la gente e introducirse en la lengua eslovena. El vocabulario esloveno se enriqueció de algunos términos provenientes de la obra de Cervantes, pero no sólo de palabras (p. ej. Donkihot como nombre calificativo en el sentido de la palabra española Quijote; donkihotijada, sustantivo que indica una acción propia del Quijote, quijotada, o rosinant y rosinanta, sustantivos masculino y femenino en el sentido de caballo muy flaco; sino también de frases enteras como el famosos dicho “luchar contra los molinos de viento” (boriti se z mlini na veter), en el sentido de luchar contra un peligro ficticio usado profusamente en la lengua actual.

Descargar folleto

Subir