Premio Pluma 2018

El Museo de América fue galardonado el pasado 21 de mayo de 2018 por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) en la XII edición de los premios Plumas y Látigos, que cada año reconocen con una Pluma o una mención a quienes consideran que han contribuido de manera especial a la defensa de los derechos de las personas LGTBI y a su visibilidad. Por el contrario, la entrega del Látigo busca la denuncia pública de quienes inciden en su discriminación.

El galardón recibido por el Museo de América premia su gran contribución a la explicación de la presencia de personas transgénero a lo largo de la historia, gracias a la exposición temporal TRANS*. Diversidad de Identidades y Roles de Género que tuvo lugar de junio a septiembre de 2017.Salto de línea En palabras de Unge Sangil, presidenta de FELGTB, “en esta ocasión, y dado que nos encontramos en el año de trabajo prioritario por la Liberación Trans y la Autodeterminación del Género, queremos visibilizar especialmente a este colectivo”.

Premio Pluma 2018

Otros galardonados con los premios pluma fueron:

Boti García Rodrigo, activista LGTBI y ex presidenta de COGAM y FELGTB, por ser un icono nacional e internacional en la defensa de los Derechos Humanos; Javier Ambrossi y Javier Calvo, ‘los Javis’, por convertirse en referente para jóvenes LGTBI gracias a su producción audiovisual, su participación en OT y su presencia en redes sociales; la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, por ser un símbolo internacional de diversidad y reivindicación; el cantautor trans Viruta (que participó en la inauguración de la exposición TRANS) por haber logrado poner música y letra a las reivindicaciones del colectivo LGTBI; y Alicia Ramos, cantautora trans, por su visibilidad y por mostrar a través de su música otra forma de ser activista, transmitiendo un mensaje crítico hacia el patriarcado y el cisexismo.

Salto de línea A la entrega de premios asistieron, por parte del Museo de América, Concepción García Sáiz, Ana Azor y Andrés Gutiérrez.

Subir