Volver

Aspectos metodológicos

Iglesia de Dauis, Filipinas, 2013. Fotografía: UEGR

Las distintas situaciones que pueden afectar a nuestro patrimonio cultural abarcan una amplia tipología, atendiendo a su origen, naturaleza y extensión. Por ello, para establecer medidas preventivas y diseñar las medidas de recuperación es preciso conocer el origen de los riesgos que pueden afectar a los distintos elementos integrantes del Patrimonio Cultural. Se pueden establecer múltiples causas, escenarios y situaciones.

El peligro de los desastres estriba en su capacidad de desencadenar múltiples procesos de degradación que interactúan agravando sus efectos y en la extraordinaria violencia que demuestra cada uno de ellos. A modo de resumen, los daños en los bienes culturales pueden ser clasificados en cuatro categorías: daños físicos, daños químicos, biodeterioro y alteración de la información.

En casos de emergencia, se relacionan las instituciones o unidades creadas específicamente para actuar en situación de emergencia y que tienen competencias en el ámbito del patrimonio cultural, bien entendido que tanto las Policías Autonómicas y Locales como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actuarían, en función de sus competencias y en caso de emergencia en coordinación con Protección Civil.

Subir