Cerrar

Dirección de contacto

Subdirección General de Museos Estatales

Plaza del Rey, 1, 4ª plantaSalto de línea 28004 - MadridSalto de línea Teléfono: 917017256Salto de línea Fax: 917017384

Redes sociales de Nuestros Museos

Volver

Arquitectura de los Museos Estatales

Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir

Castillo de la Yedra

Cronología: siglo XIII.

El Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir tiene su sede en el Castillo de la Yedra de la localidad de Cazorla. El castillo está ubicado en el extremo del casco urbano de la ciudad, en un emplazamiento pintoresco. Parece presentar orígenes árabes, aunque las primeras referencias históricas fidedignas datan de 1231 y sobre todo de 1398, cuando el arzobispo Pedro Tenorio alude a la hermosa torre que en Cazorla se está construyendo.

Momentos destacados en la historia del Castillo de la Yedra fueron el despojo de piezas de artillería por el rey Fernando el Católico en 1482; la Guerra de la Independencia y la desamortización, con la que el edificio pasó al patrimonio municipal. A fin del siglo XIX fue vendido a don Mariano Extremera, y éste a su vez lo vendió a los señores Marín García, quienes testaron a favor de la creación en él del asilo de ancianos de las Madres Mercedarias de la Caridad, que lo ocuparon durante años. Finalmente, el castillo fue declarado de utilidad pública en 1972.

El castillo consta de cuatro recintos reconocibles actualmente, aunque con toda certeza originalmente poseería más. El primer y principal recinto, el más alto, se compone de un patio de armas y varias construcciones independientes, en las que se aloja el museo. Una de ellas se halla adosada a las murallas, otra es la torre del homenaje y la tercera un volumen de servicios recientemente construido en el patio.

La torre está construida en sillería de piedra caliza. Consta de una bodega o aljibe y de tres plantas, a la primera de las cuales se accede desde el patio por una escalera exterior, adosada a la fachada noroeste. En el grueso del muro y de forma perimetral se aloja la escalera.

Desde este primer recinto se llega a un segundo, constatándose en él la presencia de diferentes elementos arquitectónicos, entre ellos canal de agua, alberca y aljibe, restos murales de estancias desaparecidas y arranques de bóvedas. Bordeando el espolón rocoso que soporta el baluarte se accede a un tercer recinto, el de la albacara, que aloja la que fue puerta principal del castillo.

Durante la historia reciente, el castillo ha experimentado numerosas y sucesivas obras de restauración; las más importantes son las llevadas a cabo en 1972 por el arquitecto Luis Berges.


Salto de línea

Subir