Ud está aquí:
  1. PRESENTACIÓN
  2. CONOCE BELLAS ARTES
  3. Historia

Historia de la Dirección General de Bellas Artes

Pedro Poggio y Álvarez (1886-1929), primer Director General de Bellas Artes 1915 Pedro Poggio y Álvarez (1863-1929). Fotografía: Archivo General de la Administración, MCD

La puesta en marcha de la Dirección General de Bellas Artes como rama específica de la administración pública de la cultura, fue autorizada por la Ley de Presupuestos de 26 de diciembre de 1914 y se materializó por las Reales Órdenes de 26 de enero y 12 de febrero de 1915. En sus inicios, la Dirección General respondía a la voluntad de fortalecer administrativamente la organización del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes que la facultó para tramitar los asuntos de construcciones civiles relacionados con monumentos nacionales, museos, escuelas artísticas, pintura, conservatorios de música y demás entidades de índole artística. Así, constituye la unidad administrativa en torno a la cual se ha estructurado históricamente la acción pública estatal en materia de cultura.

Ricardo de Orueta y Duarte, fotografía: Archivo General de la Administración, MECD Ricardo de Orueta y Duarte, fotografía: Archivo General de la Administración, MCD

A lo largo del siglo XX destaca significativamente la etapa republicana, con la labor del Director General Ricardo de Orueta (1931-1933, 1936), que impulsó de manera decisiva la salvaguarda del patrimonio histórico-cultural español, así como su exhaustivo estudio y catalogación. Durante su mandato se publica la Ley del Tesoro Artístico Nacional de 1933, cuya esencia y contenidos se mantuvieron y perfeccionaron en la vigente Ley 16/85 del Patrimonio Histórico Español. Tras la guerra civil, la dictadura supuso un lento proceso de reconstrucción y recuperación nacional, marcado por un estricto control ideológico.

A partir de 1977, con el retorno de la democracia, se inicia una nueva organización administrativa también en el ámbito cultural. La Dirección General de Bellas Artes se fue integrando en diferentes departamentos ministeriales, durante las sucesivas legislaciones en función de la política del momento. De este modo, la Dirección General va adaptando sus competencias bajo distintas denominaciones: Dirección General del Patrimonio Artístico, Archivos y Museos (1977-1982), Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas (1982), Dirección General de Bellas Artes y Archivos (desde 1982 a 1994), Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales (desde 1994 a 2011), Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas (desde 2012 a 2016) que sumó a su ámbito tradicional de actuación las competencias de archivos estatales y de coordinación bibliotecaria ; la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural (2016-2018) y la actual Dirección General de Bellas Artes (desde 2018).

El centenario de la Dirección General de Bellas Artes en 2015 tuvo un alto valor simbólico, al tratarse de una de las unidades más antiguas de la Administración General del Estado en materia cultural.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar