Close

Nicolás Monardes, un médico en la Sevilla del siglo XVI

Retrarto

El COVID-19, declarado como pandemia actualmente por la OMS, está generando una gran incertidumbre a la población mundial. Una crisis social y económica de cuyo impacto es previsible que nos repongamos con mucho esfuerzo gracias a los denodados avances científicos en una carrera sin freno por la búsqueda de la vacuna necesaria para frenar el virus. Pero, si miramos hacia atrás, el continente europeo ha sufrido otras grandes crisis epidémicas. En los anales de la Ciencia y de la Historia quedan reflejados ampliamente los devastadores efectos de la gripe española a principios del siglo XX, dejando un buen número de muertes en Europa, las numerosas epidemias de cólera y tifus diezmaron la población en diversos periodos de la historia mundial junto a las temidas pestes descritas por la literatura universal y retratadas por el arte.

En la Sevilla del siglo XVI, una epidemia como la peste, asoló la ciudad hispalense en numerosas épocas. Sevilla, "puerta y puerto de Indias", esplendorosa y aurea gracias al comercio con América, desde donde se traían ricas mercancías, fue la testigo doliente de la "enfermedad negra" o "pestilencia" en medio de una urbe que en palabras de Santa Teresa era "La ciudad donde el demonio se encuentra más a gusto".

Figuras como la del médico y botánico sevillano Nicolás Monardes (ca. 1483-1588) contribuyeron con sus conocimientos a mejorar la salud de aquellos sevillanos de finales del siglo XVI, cuando la temida enfermedad llamó a sus puertas entre 1580 y 1582, sin hacer distinciones de la condición social de aquellas pobres almas, el galeno sería llamado por el Cabildo para ejercer su oficio y atender a los enfermos, tanto a los menesterosos como a los más ricos, que se hacinaban en hospitales como el de las Cinco Llagas. El origen de esta temida enfermedad radicaba en las pulgas que se concentraban en el cuerpo de las ratas, pasando a los seres humanos. La falta de higiene e insalubridad en aquellos momentos hacía que se extendiera la enfermedad con mayor virulencia.

Monardes, estudió medicina en la Universidad de Alcalá de Henares, doctorándose en dicha ciudad complutense hacia 1547. Ejerció la práctica médica en diversas ciudades españolas, interesándose también por la botánica y los efectos de las plantas y nuevas especies (el tabaco, el copal, ricino, guayacán, ruibarbo, látex, el maíz, la piña y el cacahuete entre otras), llegadas de América, como muestra la placa inserta en la sevillana calle Sierpes, en la que cultivó un jardín dotado de diversas especies llegadas del nuevo continente.

El legado de Nicolás Monardes se recoge en diferentes obras como Historia Medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales, que sirven en medicina, o Noticias jubilosas procedentes del Nuevo Mundo encontrado publicado en 1565.

Descubre al personaje en PARES Nueva ventana

Bibliografía en CCBAE Nueva ventana

Documentos en PARES Nueva ventana

#QuedateEnCasa con el #AGI

Potada 1
Portada 2
Portada 3
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar