Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Guías de Lectura
  3. Mujeres Pioneras de la Historia de España a través de los Archivos Estatales
  4. La Dama Enfermera de la Cruz Roja: la duquesa de la Victoria

La Dama Enfermera de la Cruz Roja: la duquesa de la Victoria

Banner_Duquesa_Victoria Pulse para ampliar

En el Día Internacional de la Enfermería queremos rendir homenaje a María del Carmen Angoloti Mesa Nueva ventana, duquesa de la Victoria por matrimonio y dama enfermera de la Cruz Roja. Vinculada muy estrechamente a la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII, de quien fue dama, cursó los estudios de dama enfermera de la Cruz Roja y muy pronto pudo poner en práctica sus conocimientos asistenciales.

Las Damas Enfermeras y la Junta de Señoras de la Cruz Roja

En 1915 la Congregación Siervas de María, ministras de los enfermos, elevó una petición a Alfonso XIII en la que le solicitaban la profesionalización de la profesión. La Real Orden de 7 de mayo de 1915 fue la respuesta a esta solicitud y en ella se establecía un programa de estudios de enfermería así como la obligatoriedad de pasar un examen teórico- práctico establecido por la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Madrid Nueva ventana. La Cruz Roja Española tuvo entre sus diversas ocupaciones la formación de damas enfermeras y de enfermeras profesionales.

La Cruz Roja Nueva ventana llegó a España en 1864, apenas unos años después de su creación. El origen de la institución hunde sus raíces en la batalla de Solferino y la catástrofe humanitaria que provocó y que impulsó a Henry Dunant Nueva ventana a crear una institución que se hiciese cargo del cuidado de los soldados heridos en el frente. En el caso de España su asentamiento estuvo patrocinado por el VI conde de Ripalda Nueva ventana y la institución benéfica contó, desde sus inicios, con el respaldo de la Familia Real. Así, su primera Asamblea contó con la presidencia de honor del infante Sebastián de Borbón Braganza Nueva ventana. Muy pronto se constituyó la llamada Sección Central de Señoras, que contó con la presidencia de la XV duquesa consorte de Medinaceli Nueva ventana, mientras que la Secretaría General recayó en Concepción Arenal Nueva ventana.

A principios del siglo XX, tanto la reina gobernadora María Cristina como la reina consorte Victoria Eugenia siguieron vinculadas e impulsaron la actividad de la Cruz Roja Española. Este hecho se manifestó de manera notable con la reina Victoria Eugenia. Hija de la princesa Beatriz de Inglaterra y Enrique de Battemberg, Victoria Eugenia llegó a España en 1906 para contraer matrimonio con el rey Alfonso XIII. El enlace, que tuvo lugar el 31 de mayo de ese mismo año, se vio ensombrecido por el atentado que sufrió la comitiva nupcial. El matrimonio, que tuvo una larga descendencia, mantuvo discrepancias en lo personal y lo político. Así, cuando Europa se vio sacudida por la I Guerra Mundial (1914-1918) Nueva ventana, los soberanos mostraron simpatías enfrentadas por cada uno de los bloques contendientes. No obstante, sendos monarcas llevaron a cabo una importante labor humanitaria que recibió el reconocimiento internacional.

Así, el rey Alfonso XIII impulsó desde la Oficina de la Guerra Europea Nueva ventana, en el Palacio Real, una labor ingente de búsqueda de personas desaparecidas en combate a través de organizaciones como la Cruz Roja y que fue coordinada por Emilio María de Torres Nueva ventana, Secretario particular del Rey. Por su parte, la reina Victoria Eugenia tuvo una vinculación muy estrecha con la Cruz Roja Española apoyando con su presencia muchas de las acciones patrocinadas por la Sección Central o Junta de Señoras para la obtención de fondos. En esta Junta tuvieron representación muchas de las damas de la aristocracia española, que no dudaron en usar su ascendiente y posición social para promover eventos en beneficio de la Cruz Roja. Por ejemplo, las llamadas “garden parties” se convirtieron en eventos sociales cotizados para la recaudación de fondos y a ellos acudieron la flor y nata de la sociedad madrileña, así como los propios soberanos.

No podemos olvidar otras iniciativas de recaudación de fondos como la Fiesta de la Banderita. Se organizó por primera vez en 1912 y recibió, en su momento, el apoyo de la reina Victoria Eugenia. Es un acto que tiene continuidad hasta el día de hoy e inspiró la popular película "Las chicas de la Cruz Roja" Nueva ventana, del año 1958.

Archivo General de Palacio, Fotografía Histórica, 10214594 Pulse para ampliar
La Reina Victoria Eugenia asiste al Garden-Party en beneficio de la Cruz Roja organizado en el Palacio de los duques de Medinaceli. Pulse para ampliar
Invitación a una "Garden Party" de la Junta de Señoras de la CRE Pulse para ampliar
Diploma a la duquesa de Talavera Pulse para ampliar
Factura firmada por la duquesa de la Victoria Pulse para ampliar

La labor asistencial de Carmen Angoloti

Más allá del aspecto puramente filantrópico, algunas aristócratas se vincularon de manera más estrecha con la labor asistencial de la Cruz Roja Española (CRE). Es el caso de la duquesa de la Victoria que dio un paso más y, tras cursar los estudios preceptivos con la institución se convirtió en Dama Enfermera. A diferencia de las enfermeras profesionales, las Damas Enfermeras eran voluntarias y no recibían retribución económica alguna.

La duquesa de la Victoria estuvo muy vinculada al que se convertiría en el Hospital Central de la Cruz Roja en Madrid Nueva ventana. El Hospital nació como Casa de Salud San José y Santa Adela y fue posible gracias al legado testamentario de Adela Balboa Gómez Nueva ventana. Perteneciente a una familia de la nobleza, dispuso en su testamento la construcción de una casa de salud y encomendó la tarea al que había sido uno de sus médicos, el doctor Eduardo Castillo Piñeiro Nueva ventana, que actuó como albacea testamentario y patrono de la fundación. La duquesa de la Victoria cumplió servicio en la institución después de concluir los estudios de enfermería, y fue la persona encarga de pilotar su incorporación a la Cruz Roja Española, convirtiéndose en la institución señera de la organización benéfica en la capital del reino.

Las grandes dotes de la duquesa de la Victoria como enfermera, pero sobre todo como organizadora, la convirtieron en la candidata idónea para encabezar la expedición humanitaria impulsada por la reina Victoria Eugenia en el norte de África durante la Guerra del Rif Nueva ventana. Tras el Desastre de Annual de 1921 se encomendó a Carmen Angoloti la organización de los hospitales de campaña para atender a los soldados españoles heridos. Nombrada Inspectora General de los Hospitales de Marruecos, Carmen se trasladó al Protectorado, junto con María del Carmen Merry del Val, María Benavente Barbará y Conchita Heredia. Su labor se concretó en la apertura de varios hospitales en Tetuán, Larache, Ceuta y Arcila, así como en la puesta en marcha de los hospitales de campaña necesarios para atender a los heridos en batalla como el Hospital de la Cruz Roja de Melilla Nueva ventana. Aunque su labor se centró en la gestión, no por ello abandonó las labores asistenciales propias de la profesión, colaborando estrechamente con el doctor Mariano Gómez Ulla Nueva ventana.

Testamento de Adela Balboa Gomez Pulse para ampliar
Hospital de la Cruz Roja de Madrid Pulse para ampliar
Reina  Victoria Eugenia con las enfermeras Pulse para ampliar
Carmen Angoloti, duquesa de la Victoria (AGA, Alfonso) Pulse para ampliar
Hospital de la Cruz Roja de Melilla Pulse para ampliar
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar