Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Nuevo Programa CERV
  3. Recursos
  4. Política de protección de la infancia

Política de protección de la infancia

La política de protección de la infancia, un requisito en las convocatorias CERV

La Comisión Europea incorporó con el nuevo programa Ciudadanos, Igualdad, Derechos y Valores (CERV) la obligatoriedad, para todas aquellas entidades que vayan a trabajar directamente con menores, de contar con una política de protección de la infancia. Se trata de un anexo que no se solicita (únicamente) para el coordinador, sino para las organizaciones privadas que vayan a estar implicadas en las acciones del proyecto que involucrarán a niñas y niños. Si las entidades públicas cuentan con dicha política, es recomendable que sea incorporada a la propuesta. Es, además, un criterio de adjudicación bajo ‘Calidad de la propuesta’, teniendo también que desarrollarse en la sección de 'Ética'.

Además de adjuntarla a la propuesta CERV, esta política debe ser visible y accesible para todo el personal contratado y voluntario, y el resto de personas beneficiarias de sus actividades (menores y adultas). Para las niñas y los niños se recomienda que haya una versión adaptada del documento, para lo que se pueden seguir esta guía de la Comisión Europea. La política no debe ser el resultado de una declaración de intenciones para participar en la propuesta, sino que debe realmente demostrar el compromiso para la protección de menores de la organización. En ese sentido, se deben evitar simples citas de la legislación nacional o de la Convención de los Derechos del Niño, sin trasposición a las actividades de la entidad, así como códigos de conducta generales o declaraciones vagas. Asimismo, se recomienda que las y los menores sean involucrados o consultados en el proceso de elaboración de la misma para saber qué funciona y qué no para ellos.

Diapositiva de la Comisión Europea que explica qué es una política de protección de la infancia: políticas y procedimientos internos y externos

¿Cómo desarrollar una política de protección de la infancia?

Como apoyo para desarrollar la política de protección de la infancia de una entidad, la Comisión Europea invita a utilizar Child Safeguarding Standards and how to implement them, de la organización Keeping Children Safe. En esta guía, se define la protección de la infancia como “la responsabilidad que tienen las organizaciones de asegurarse de que su personal, sus operaciones y sus programas no perjudican a los y las menores, es decir, que no los exponen al riesgo de sufrir daños y abusos, y que cualquier preocupación que tenga la organización sobre la seguridad de los y las menores en las comunidades en las que trabaja se comunicará a las autoridades competentes”. La guía no es un formulario, sino que recoge los cuatro capítulos o estándares que se deben reflejar:

  • Política: la organización desarrolla una política que describe cómo está se compromete a prevenir y responder adecuadamente al daño a los y las menores;
  • Personas: la organización establece responsabilidades y expectativas claras expectativas sobre su todo su personal contratado y voluntario y cualquier otra persona en contacto con la entidad, y les apoya para que para que comprendan y actúen de acuerdo con ellas;
  • Procedimientos: la organización crea un entorno seguro para los y las menores mediante la aplicación de procedimientos de protección de la infancia que se aplican en toda la organización;
  • Rendición de cuentas: la organización monitora y revisa sus medidas de protección.

La política debería responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las definiciones y el ámbito de trabajo de la entidad?
  • ¿Cómo comportarse cuando se trabaja directamente con menores?
  • ¿Cómo prevenir el abuso y el daño?
  • ¿Cómo responder a la situación de forma adecuada?
  • ¿Cuándo actuar y denunciar una situación sospechosa?
  • ¿A quién hay que informar en caso de que ocurra algo de esto (Punto(s) focal(es) de protección de la infancia)?

La política debe adaptarse al tamaño y a la naturaleza de la entidad, pudiendo ser válidos documentos breves siempre y cuando recojan todos estos aspectos. Como ejemplo, se pueden consultar las siguientes políticas:

Se recuerda, asimismo, que según la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU, “se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad”, por lo que este requisito también deberá ser cumplido en el caso de propuestas que vayan a realizar actividades con adolescentes o jóvenes.

Si tienes alguna duda sobre cómo desarrollar la política de protección de la infancia de tu entidad, puedes ponerte en contacto con el Punto Europeo de Ciudadanía.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar