Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Biblioteca
  3. Catálogo
  4. ¡Ayuda! : portavoz de la solidaridad

¡Ayuda! : portavoz de la solidaridad

Ayuda

Publicación editada por la Sección Española del Socorro Rojo Internacional, organización vinculada a la Internacional Comunista, que compaginaba la actividad humanitaria con la propaganda política. Comenzó a editarse en febrero de 1936, meses antes de que empezara la Guerra Civil española, con una periodicidad en inicio quincenal, pero que pronto pasó a ser semanal. El primer ejemplar que se conserva en la Hemeroteca del Centro Documetal de la Memoria Histórica es el número 3, publicado el 27 de febrero de 1936, en el que se hace eco de la amnistía concedida a los presos de la revolución de 1934. La serie se cierra con el número 113, del 22 de diciembre de 1938, pocos meses antes de que finalizara la Guerra Civil. Se editó en la ciudad de Madrid, excepto entre los meses de enero a julio de 1938, en los que la redacción se trasladó a la calle Montornes de Valencia.

Línea horizontal

1. Colaboradores con talento

Desde el principio, Ayuda quiso contar con el soporte de prestigiosos escritores. Junto a la cabecera de los primeros números de 1936 figuraba la relación de los colaboradores de la revista: Javier Bueno, Julio A. del Vayo, Luis Araquistáin, Dolores Ibarruri, Ramón J. Sender, Rafael Alberti, Margarita Nelken, César M. Arconada, María Teresa León, Esteban Vega, Luis de Tapia, Eduardo Zamacois, Juan García Morales, Pedro de Répide, Matilde de la Torre, Ogier Preteceille, Isaac Pacheco, María Martínez Sierra. También contó con dibujantes de la talla de Bartolozzi, Puyol, Garrán, Darío y Yes; y fotógrafos como Díez Casariego, Mayo y Botello.

Línea horizontal

2. Presencia femenina

Una característica de Ayuda y en general de la organización del Socorro Rojo es la importante presencia de la mujer. En los primeros momentos, la escritora María Teresa León fue la directora del semanario, que contó siempre con numerosas colaboraciones femeninas: Matilde Landa, Rosario del Olmo, Elisa Risco, Encarnación Fuyola, Amparo Navarro. En sus páginas escribía Tina Modotti bajo el pseudónimo de Carmen Ruiz y Teresa Noce bajo el de Estella. María Luisa Carnelli contribuyó con artículos y poesías y su regreso a Argentina fue precedido por un homenaje de despedida organizado por el Socorro Rojo, tal y como recogen las páginas de Ayuda. Con frecuencia se abordó el papel de la mujer en la sociedad y en la guerra y se dedicaron artículos a personalidades femeninas como La Pasionaria, Mary de Urquidi o la Comandante Luna.

Línea horizontal

3. Poesía en mitad de una guerra

El peso cultural de la revista se conseguía incluyendo entre sus contenidos numerosas manifestaciones artísticas: cuentos, ilustraciones...Todos los números contenían algún poema y a ello se prestaron numerosos escritores: Antonio Machado, Emilio Prados, Jacinto Benavente, José Antonio Balbontín. El cubano Lino Novás Calvo tradujo al castellano versos del afroamericano Langston Hughes. Pero seguramente fue Miguel Hernández el que se avino a colaborar más asiduamente. En la primera plana del número treinta y seis aparecería su entrañable poema Las abarcas desiertas, publicado en vísperas del día de los Reyes Magos.

Las abarcas desiertas, de Miguel Hernández. Ayuda, número 36 (2 de enero de 1937)

Por el cinco de enero,Salto de línea cada enero poníaSalto de línea mi calzado cabreroSalto de línea a la ventana fría.

Y encontraba los díasSalto de línea que derriban las puertas,Salto de línea mis abarcas vacías,Salto de línea mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,Salto de línea ni trajes, ni palabras:Salto de línea siempre tuve regatos,Salto de línea siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,Salto de línea me lamió el cuerpo el ríoSalto de línea y del pie a la cabezaSalto de línea pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,Salto de línea para el seis, yo queríaSalto de línea que fuera el mundo enteroSalto de línea una juguetería.

Y al andar la alboradaSalto de línea removiendo las huertas,Salto de línea mis abarcas sin nada,Salto de línea mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronadoSalto de línea tuvo pie, tuvo ganaSalto de línea para ver el calzadoSalto de línea de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,Salto de línea toda gente de botasSalto de línea se rió con enconoSalto de línea de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hastaSalto de línea cubrir de sal mi piel,Salto de línea por un mundo de pastaSalto de línea y unos hombres de miel.

Por el cinco de eneroSalto de línea de la majada míaSalto de línea mi calzado cabreroSalto de línea a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradasSalto de línea hallaban en sus puertasSalto de línea mis abarcas heladas,Salto de línea mis abarcas desiertas.

Línea horizontal

4. "El Rincón de los niños"

La infancia estaba muy presente en las páginas del semanario, con frecentes noticias sobre el apoyo a los niños refugiados y el desarrollo de colonias infantiles o el fomento de las organizaciones de pioneros. Los primeros números incluían una sección dedicada a los más pequeños:"El Rincón de los niños", con cartas infantiles, cuentos o alguna ilustración, como la que realizó Eugenio Vega, bajo su pseudónimo de YesNueva ventana, en el número 21, del 10 de octubre de 1936, en el que presentaba una evolución geométrica en la que unos círculos iban superponiéndose hasta configurar la silueta de un hipopótamo.

Línea horizontal

Acceso a los ejemplares digitalizados

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar