Columna derecha
Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Actividades
  3. Museo en familia
  4. Cuentacuentos

Volver

Cuentacuentos

Felipe y su extraña alergia. Cuentacuentos

El Museo programa dentro de su oferta de actividades culturales y educativas cuentacuentos.

A través de ellos, los niños y niñas participantes, pueden aprender de una forma amena diversos aspectos asociadas a la vida cotidiana, a las artes decorativas y al diseño del pasado y del presente. Escuchando estos relatos dramatizados, los asistentes conocerán desde la importancia de la luz natural y artificial en nuestras vidas, cómo era la música hace siglos, qué es una silla de manos o un clavicordio, entre otras muchas fascinantes historias.

En su mayoría, se tratan de relatos originales vinculados a las colecciones del Museo, a través de los cuales se trabajan conceptos vinculados con la educación en valores y responsabilidad social.

Historias para aprender, divertirse y soñar.

Línea horizontal

[Junio 2021]

La isla de todos los colores
Línea horizontal

La isla de todos los colores I Una fábula sobre la diversidad

  • Cuentacuentos online

  • Edad: para todos los públicos
  • Disponible en nuestro canal de YouTube y página web

A veces lo que es diferente puede producirnos miedo o inseguridad. A veces desconfiamos de lo que simplemente no conocemos o no acabamos de comprender. Por eso tenemos tanto que aprender de los protagonistas de esta isla: porque su historia es una preciosa fábula sobre la diversidad.

Este cuentacuentos forma parte del programa de actividades MADO-Madrid Orgullo 2021

  • ¿Nos ayudas a mejorar? Solo tienes que rellenar este formulario os prometemos que solo os llevará un minuto y para nosotros es muy importante.

El idioma perdido del tiempo

El idioma perdido del tiempo
  • Cuentacuentos online
  • Edad: + 3 años
  • Disponible en nuestro canal de YouTube y página web.

Dicen que, hace muchos años, los relojes hablaban y era realmente divertido vivir con ellos. Había relojes de pared, relojes de sobremesa, relojes de bolsillo… Hasta que llegó un día en que los humanos comenzamos a tener prisas para todo y, poco a poco, se nos fue olvidando el idioma de los relojes. Por eso ahora escuchamos su TIC-TAC, TIC-TAC, sin comprender nada de lo que nos dicen. Aunque seguro que a vosotros os gustaría saber cómo vivíamos antes con nuestros amigos los relojes.

Cerrar
La isla de todos los colores. Una fábula sobre la diversidad
El idioma perdido del tiempo
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar