Volver

Valenciana, Joaquín Agrasot

Valenciana

N.º inv.: CE4/00260

La pintura costumbrista arraigó fuertemente en los años centrales del siglo XIX, propiciada por el gusto romántico y el ascenso de la burguesía, irrumpiendo fuertemente en Valencia en los años sesenta y siendo sus máximos exponentes los pintores Bernardo Ferrándiz y Joaquín Agrasot (1836-1919). Éste último es el autor de este lienzo que representa a su mujer, Emma Zaragoza, vestida de valenciana y es que la pintura costumbrista recurrió la mayoría de las veces a representar a los tipos populares del campo pues, uno de sus principales intereses era buscar aquello característico y típico de cada región. Este retrato de Agrasot es excepcional, debido a que no cae en vulgarismos y su calidad plástica y su técnica son impecables, siendo un claro ejemplo de la influencia de Fortuny, al estar dotado de un mayor realismo y preciosismo. La modelo de Agrasot está sentada en una silla, luciendo su lujoso vestido de valenciana de seda y encajes: la mantilla, la chaquetilla o “gipó”, una toquilla y el “guardapeus”. También luce joyas, entre las cuales observamos los pendientes llamados “de lámpara”. Destaca la captación psicológica de la retratada, en cuya mirada podemos observar orgullo y satisfacción, pero también un cierto acento nostálgico.

La obra, fechada hacia 1880, procede del legado de Juan Stingo Carbonell de 1961.

Pieza expuesta en la Sala Pinazo, primera planta.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar