Aion-Chronos

Siglo II d. C.

Mármol

Planta Baja, Sala 4

Nº de inventario: CE00086

Representación del dios Aion-Chronos que surge desnudo de una roca. El cuerpo está rodeado por una serpiente de cinco vueltas y en el pecho tiene una cabeza de león, junto a la pierna izquierda se observa la cabeza de un macho cabrío. En la cabeza presenta varios orificios para insertar unos rayos de bronce, mientras que en los omóplatos posee un par de muescas, posiblemente para insertar dos alas postizas; ambos rasgos son distintivos del dios.

Aion-Chronos, Zervan-Chronos o Chronos mitraico, era una divinidad sincrética que personificaba el tiempo infinito, simbolizado a través de las vueltas de la serpiente y la cabeza del león.

La escultura fue hallada durante las obras que se realizaron en el Cerro de San Albín para la construcción de la Plaza de Toros de Mérida y que tuvieron lugar a comienzos del siglo XX. Esta escultura no fue un hallazgo único, sino que se descubrió todo un conjunto identificado con el culto a Mitra, lo que hizo pensar en un primer momento que allí pudo ubicarse un mitreo, un recinto consagrado a este dios de origen oriental. No obstante, las excavaciones posteriores realizadas en el área no han permitido identificar estructuras vinculadas a dicho recinto, por lo que otra hipótesis es que las esculturas hubieran sido depositadas en dicho lugar para ocultarlas.

El mitraismo era una religión oriental de carácter mistérico e iniciático que se extendió por el Imperio Romano y de la que hoy en día seguimos desconociendo muchos aspectos debido precisamente a esta naturaleza secreta. Sabemos que los seguidores del dios se incorporaban a la comunidad mediante un rito de iniciación compuesto por siete grados o etapas, cada una de las cuales estaba tutelada por una divinidad y vinculada a un planeta.

La divinidad principal era Mitra, un dios de origen indo-iranio. Su mitología incluía su nacimiento de la roca primigenia, la competición con el dios Helios por el título de Sol invicto y la caza y captura del toro (tauroctonia) con su encierro en una cueva. Precisamente, la cueva era evocada en los mitreos, pues eran construcciones subterráneas.

Aion-Chronos
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar