Mosaico de la Caza del Jabalí

Mediados del siglo IV d. C.

Planta Segunda, Sala 1

Nº de inventario: CE27922

En la dehesa de “Las Tiendas”, a unos 18 km al noroeste de Mérida y en las proximidades de la antigua vía Augusta Emerita-Olisipo, se hallaron los restos de una importante villa romana. Este tipo de viviendas eran grandes propiedades que alcanzaron una notable importancia durante el Bajo Imperio cuando la presión fiscal obligó a la población acomodada a trasladarse a sus posesiones rústicas. Las estancias principales de la Villa de las Tiendas aparecieron pavimentadas por excelentes mosaicos como el “Mosaico de la Caza del Jabalí”, que adornaba el oecus, la sala principal que, en ocasiones, se usaba como comedor o triclinium.

El mosaico presenta una profusa decoración geométrica compuesta por rombos y cuadrados en cuyo interior encontramos nudos de Salomón, retículas o dameros, círculos concéntricos, entre otros. La escena central o emblema está enmarcada por una cenefa de motivos vegetales y bustos femeninos de las cuatro estaciones identificadas por diferentes flores y frutos, así como por las siguientes inscripciones: AVTUMNVS (otoño), HESTAS (verano), VIRANVS (primavera) e HIBERNVS (invierno). Dentro de este marco se presenta la escena que da nombre al mosaico: una figura masculina, quizás el dueño o dominus de la villa, asestando con su lanza o venabulum un golpe mortal a un jabalí. La escena se desarrolla en un paisaje de monte bajo, con un árbol de tronco curvo y ramas achaparradas, propio de la dehesa en la que se ubicó la villa. En el torso de la figura masculina podemos apreciar un cambio en las teselas, que se deben a una restauración realizada en época romana, pero ya en un momento en el que escaseaban mosaistas expertos.

Sabemos que el mosaico es de época constantiniana, tanto por su estilo como por el hallazgo de una moneda del emperador Constantino en su cimentación.

Este mosaico, junto con los demás procedentes de la misma villa, fue levantado durante una excavación en 1974, siendo depositado en la Alcazaba de Mérida. Unos años más tarde, en 1986, fue trasladado al Museo Nacional de Arte Romano.

Mosaico de la Caza del Jabalí
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar