Pasarriendas de los Filósofos

Siglo IV d. C.

Bronce

Planta Baja, Sala 1

Nº de inventario: DO2012/1/8

Pieza de bronce identificada como un pasarriendas o aplique de carro. Las correas de los caballos se pasaban por las anillas laterales de este tipo de objetos para impedir que se liasen entre ellas.Salto de línea Salto de línea El pasarriendas está decorado con dos figuras masculinas barbadas, en posición sedente y mirando hacia el lado izquierdo. Visten a la manera griega arcaica con el himation, túnica rectangular y larga que cubría el cuerpo, sujeta a un hombro o a los dos, dejando el pecho descubierto. La figura de la derecha porta un rollo de papiro cerrado y la de la izquierda lo que parece una tablilla de cera abierta. Debido a la posición sedente, las vestimentas y los objetos que portan, han sido interpretados como filósofos. Tras ellos surgen en los laterales dos cabezas de felino con las fauces abiertas.

El hecho de que este pasarriendas trate un tema filosófico muestra la importancia que se le daba a esta disciplina en la Antigüedad, muy importante en la educación romana. El origen de la filosofía latina se encuentra en la traducción y transmisión de los textos griegos. Así mismo, la función de la pieza pone de relieve la estrecha relación que existió entre la cultura romana y el mundo ecuestre.

El “Pasarriendas de los filósofos” fue hallado en un pozo situado en el peristilo de la llamada “Casa de los Mármoles”, ubicada en el Área Arqueológica de Morería de Mérida. Está asociado a un contexto de destrucción del siglo V, momento en el que se abandonó el inmueble y se arrojaron numerosas piezas a dicho pozo.

En 2012, la pieza ingresó en el Museo como depósito del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida.

Pasarrienda de los Filósofos
Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar